Cornalina: Trabajando y sanando con cristales parte 2

CORNALINA para el chakra sacro

El agua rige el chakra sacro que es el centro energético de las emociones, donde conectamos con la mujer interior. Para la mujer es la fuente de su energía, y el hombre tiene la oportunidad de conectar con sus emociones. También rige el placer de la sexualidad y los órganos sexuales.

Propiedades
La cornalina, variedad naranja rojiza de la familia de las calcedonias, es una piedra que da vitalidad y fuerza al chakra sacro. A veces la comparo con una pelirroja irlandesa o con el personaje de Kate Winslet en el Titanic; vivaz, apasionada, protectora, divertida y sexy. La cornalina elimina la negatividad de una situación y te permite mirarla con claridad. Luego te alienta (con fuerza y energía personal) a actuar para rectificar el problema. Te ayuda a confiar en tu intuición, te inspira y te enseña a dar y recibir amor incondicional y compasión.

Usos
Es una piedra sexy que puede ayudar al desequilibrio sacro, desde la frigidez a la adicción sexual. Nos inspira intensificando el deseo, la atracción emocional y la vitalidad. Ayuda con la fertilidad y la creatividad. También elimina la culpabilidad, el miedo, la agresión, el odio y la ira. Puede enraizar los trastornos mentales y de personalidad, las fobias y la paranoia. Este proceso te empodera a expresar las emociones sin estar necesitado ni ser defensivo.

A nivel físico la cornalina se usa para reparar huesos, ligamentos y músculos dañados. En elixir puede sanar cortes y rasguños. Cura la zona lumbar, el intestino inferior y abdomen, los riñones, órganos urinarios y sexuales, y alivia los resfriados y las alergias.

Si necesitas ayuda con trastornos mentales o de personalidad llevar una cornalina puede ayudar a proteger y fortalecerte. Puedes ‘cargar’ las cremas poniéndoles dentro un cristal unos cuantos días. Así puedes aplicar la energía de la cornalina a cortes y músculos doloridos. Me gusta relajarme con una cornalina encima de cada ovario. Los hombres están a gusto con una debajo del ombligo.

Para más informacion de otros cristales, pulse aqui

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Mente Abierta and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *