G8: Con el clima no se juega

Amigos de la Tierra pide a los representantes europeos que planten cara al presidente G.W. Bush en las negociaciones del G8 sobre cambio climático.Los países más pobres tendrán puestos sus ojos en lo que ocurra en la cumbre, ya que podrían verse claramente perjudicados por un acuerdo en contra de sus intereses en materia de cambio climático. La cumbre, que tendrá lugar entre los días 6 y 8 de Junio en la localidad alemana de Heiligendamm, corre peligro de concluir sin un acuerdo firme para afrontar el cambio climático. Desde que la Canciller alemana Angela Merkel presentó un borrador para intentar avanzar en materia de cambio climático, Estados Unidos ha intentado eliminar del mismo cualquier mención que implicara un compromiso serio.
Sonja Mejster, desde Amigos de la Tierra en Europa, dijo:
“El presidente estadounidense Bush está tratando de debilitar los compromisos del G8 en materia de cambio climático. Un acuerdo de mínimos podría enviar una señal equivocada de cara a las próximas negociaciones que tendrán lugar a finales de año en Bali. El G8 debe comprometerse a seguir los objetivos fijados por el proceso de Kioto en el marco de las Naciones Unidas, y no dejarse llevar por las intenciones del presidente Bush de emprender negociaciones paralelas.”
 
El G8, que representa los intereses de los 8 países más industrializados del mundo, es responsable de cerca del 43% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero, mientras que son los países más pobres los que sufren las principales consecuencias del cambio climático.

Debemos estar muy atentos y ser muy críticos con los resultados de esta cumbre ya que las negociaciones del G8 el año pasado en Rusia fueron un verdadero fracaso. Se ha continuado invirtiendo miles de millones de euros en la extracción masiva de petróleo, carbón y gas. Al mismo tiempo, aún hay más de dos mil millones de personas en el mundo sin una fuente de energía limpia y segura, y más de mil quinientos millones no tienen acceso a la electricidad. Los encuentros del G8 deberían ser el escenario para tratar las responsabilidades de estos países frente a los más pobres, enmarcar sus decisiones en los acuerdos  de las Naciones Unidas y poner las bases para asegurar las inversiones en las energías limpias renovables y en la eficiencia energética. Comenta José Carlos Puentes responsable de cambio climático y energía de Amigos de la Tierra en España.
 
Amigos de la Tierra reclama y propone al G8:
 
– Compromisos para mantener el aumento de la temperatura media global por debajo de los 2ºC desde la época preindustrial.
 
– Transmitir una señal clara para las negociaciones internacionales de las Naciones Unidas de final de año en Bali, asegurando que el G8 se compromete a un acuerdo vinculante para el período post-Kioto.
 
–          Las nuevas tecnologías, como los paneles solares y las turbinas de viento, son cruciales para poner a los países pobres en la senda correcta hacia el desarrollo económico.
 
–          Los países industrializados deben facilitar el acceso a las fuentes renovables de energía y la eficiencia energética.
 
–          El G8 debe comprometerse a conceder el apoyo financiero necesario y tender hacia la eliminación de los derechos de propiedad de estas tecnologías en los países más pobres.
 
Para más información:
Sandra Jiménez – Prensa Amigos de la Tierra
680 93 63 27

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Tierra Integral and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *