Negativa de Medio Ambiente al proyecto de Parchite en Ronda

 
la Consejería de Medio Ambiente por cumplir con su función, afirmó que esperan del Gobierno andaluz una actuación más responsable y decidida para poner un mínimo de racionalidad a la expansión especulativa de campos de golf urbanísticos en la provincia de Málaga. Rodríguez consideró que “actuaciones como la del Sr. Marcos no favorecen en absoluto la creación de un clima propicio para un nuevo acuerdo entre Los Verdes y el PSOE de cara a las próximas elecciones autonómicas, sobre todo teniendo en cuenta el injustificado retraso en aprobar el Decreto de Campos de Golf”. En efecto, una de las 50 medidas contenidas en el compromiso electoral firmado por ambos partidos en 2004 consistía en la aprobación de esa normativa para la ordenación sostenible de los campos de golf. Sin embargo, a pesar de que Los Verdes presentaron un borrador ya en el primer trimestre de aquel año y de que en su discurso de investidura el presidente Chaves se comprometió públicamente a su aprobación a fecha de hoy dicho documento no ha visto la luz.

 El partido de Los Verdes, integrante del Partido Verde Europeo, considera, en relación a la reciente polémica sobre el proyecto urbanístico en Ronda, que la errática actitud de

la Junta de Andalucía respecto a los campos de golf urbanísticos no es entendida ni por Los Verdes ni por cualquiera que se preocupe por su medio ambiente y por el futuro de sus hijos. El Portavoz Provincial del partido ecologista en Málaga, Ángel Rodríguez, calificó de “espectáculo esperpéntico” el protagonizado por el Delegado del Gobierno andaluz en Málaga “al desautorizar públicamente el trabajo impecable de su Delegación de Medio Ambiente y no dedicarle un solo comentario al irresponsable gobierno municipal rondeño promotor de un nuevo proyecto urbanístico especulativo e insostenible”. El representante malagueño de Los Verdes, tras apoyar sin fisuras la actuación de

El proyecto urbanístico “

La Heredad de Parchite”, que prevé la construcción de viviendas, hoteles, equipamientos y un campo de golf de 550.000 m2, se sitúa en una finca de 3.500.000 m2 cuyas ¾ partes están ocupadas por encinas centenarias, sotobosque y matorral mediterráneo, ecosistema que sería destruido en su casi totalidad. Además el complejo urbanístico-recreativo se situaría sobre un acuífero que se alimenta del agua que se filtra desde la superficie y del que beben Arriate, Cuevas del  Becerro y otros pueblos del Guadalhorce. Los vertidos de ese núc

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Tierra Integral and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *