Permacultura IV: El huerto instantáneo

Con esta técnica nos evitamos el trabajo “rompe espaldas” de excavar el suelo. Podemos empezar en casi todos los suelos.
 
La superficie a cultivar en principio mejor de unos 8 ó 10 mts². Las medidas recomendables son 1,20 mts de ancho por lo que queramos de largo, además de poder ser creativos con la forma: medias lunas, círculos, espirales, rectángulos, etc…
 
El rendimiento puede ser extraordinario y con un mínimo de conocimiento podemos obtener gran cantidad de comida todo el año. Recuerdo el caso de una familia en un barrio londinense que en un espacio de 40 mts², con un buen diseño, cosechaban suficientes vegetales frescos sin necesidad de química.
 
Para crear estos bancales necesitamos: materia orgánica en abundancia, preferiblemente compost (lo podemos comprar por sacos en un vivero o mejor prepararlo nosotros); estiércol animal (mejor envejecido); cartón (sin tintas de color pues llevan metales pesados); paja; serrín; hojas de árboles; cáscaras de frutos secos; ropa vieja de algodón o alfombras de lana; algas,…en fin lo que tengas a mano.
 
Es conveniente crear un borde de contención con tablas, piedras, troncos, etc… Esto nos ayudará a definir la forma del bancal. Se recomienda una altura de 60 ctms que nos facilitará el trabajo posterior de plantar, desherbar y cosechar.
 
Raspamos las hierbas de la superficie donde vamos a hacer el huerto y las guardamos para añadirlas al final ya que no conviene enterrar materia fresca. Entonces añadimos una capa de unos 5 ctms de lombriz compost o compost bien maduro. Y continuamos con capas de cartón extendido y papel de periódico en blanco y negro, lo que nos ayudará a controlar las hierbas no deseadas. Además hojas descompuestas, trapos de algodón, trozos de lana,…que humedeceremos bien con abundante agua.
 
Seguimos con capas de estiércol de caballo mezclado con paja y bien descompuesto. A continuación añadimos una capa de tierra de 5 ó 10 ctms y otras con la materia orgánica que tengamos. Así hasta llegar a la altura elegida. Al final ponemos mulch de paja, serrín o las hierbas arrancadas al principio. El primer año necesitamos regar en abundancia y añadir nuevas capas ya que los microorganismos y lombrices descomponen estos materiales y crean un humus de gran calidad.
 
Ya sólo nos queda plantar. A poder ser tendremos  nuestros plantones preparados, sino los podemos comprar: lechuga, acelga, coles, tomates, pimientos, berenjenas, melones, sandías, calabazas, etc…respetando el marco de plantación y creando asociaciones favorables.
 
Y a sembrar, a sembrar que el que siembra algo cosecha¡
 
INFO:
www.permaculturacanadulce.org
Tel: 951 16 50 37 / 607 63 29 37
  
Para otros artiículos de Permacultura pulse aqui

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Tierra Integral and tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *