Sanación animal energética

Este artículo está dedicado a mis caballos y gato que representan al reino animal y que me ayudan a recordar las leyes naturales que todos tenemos dentro. Imagínate dos cosas. Primero que sólo hay una verdad. No se trata de una verdad humana sino de algo que tiene más ojos para ver, más manos para tocar, más conciencia para percibir y por lo tanto más capacidad de entender que un humano como yo.

Esa verdad se llama amor incondicional que todo lo abarca, sin “sis” ni “peros”. Segundo imagina que todo, tú, tu cuerpo, la revista que estás leyendo ahora mismo, está hecho de una y la misma “cosa”. Esa cosa, llámala como quieras, está “en todas partes”, en las cosas que ves y en los espacios vacíos. No importa si esa cosa hace un árbol, un animal o un humano. De hecho puede muy bien ser la esencia que todos compartimos. Si luego añades la única verdad del amor, todos compartimos el mismo amor y misma cosa. ¿Vale? Entonces ¿por qué puede un humano sanar a un animal? Tengo que decir que percibo el desequilibrio del mundo actual. Quiero decir que hay demasiada negatividad y miedo por ahí. Siento que muchos en la tierra hemos olvidado la única verdad e incluso le tenemos miedo. Sí, no es fácil definir qué es el amor desde un punto de vista humano, pero podemos intentarlo. Si percibo que ahora hay un desequilibrio en el planeta, y que eso lo afecta todo y a todo el que vive en él, entonces también acepto que la mayoría está desequilibrada. Estamos intentando equilibrarlo, y si la sanación sólo es una cosa, es facilitar que un ser recobre el equilibrio. ¿Y por qué debería eso ser distinto para la tierra, naturaleza y animales? No lo es. La diferencia es que partes de la tierra, naturaleza y animales no tienen la oportunidad de irse y empezar de cero. En este momento de la vida en la tierra parece que somos los humanos quienes tenemos el control de la mayor parte de la vida. Eso sería estupendo, si todos vieran a los humanos como cuidadores de todo a nuestro alrededor. Sin embargo, este mundo está lleno de diferentes tipos de gente. La mayoría tienen tanto de que ocuparse que apenas si pueden cuidar de su cuerpo. ¿Cómo puedes esperar que cuiden del de otro?
Si puedes aceptar que somos los cuidadores de la tierra, entonces quizá el cuidarnos sea la forma más poderosa de sanar todo lo demás. Aceptando quien soy y amándome crea un equilibrio interno que me empodera para crear equilibrio a mi alrededor. Al responsabilizarme de mi propia sanación, las energías cambian y ayudan a sanar a todos a mi alrededor, tanto a humanos como animales. Sea cual sea tu camino, se amable contigo, con los demás y con todo lo que te rodea. Que seas bendecido.

Article written by Birgit Bartels.
International healer based in Germany (Baltic Sea area) and Spain (Andalucia).
Webpage available in German (Pferdemassagekurse.net), English (Horsemassagecourses.net) and Spanisch (Cursosdemasajeacaballos.net).
Qualified as an Animal Naturopath (Tierheilpraktiker) and work with many natural therapies to facilitate healing in animals.

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Mente Abierta and tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *