Terapia Regresiva Integral

El mayor objetivo y función de la Terapia Regresiva Integral (TRI) es devolver al hombre su equilibrio para que pueda planear un futuro mejor. La TRI, además de ser un tratamiento para el alivio de fobias, depresión, síndrome de pánico, ansiedad y problemas físicos, entre otros, encierra en sí el autoconocimiento, la búsqueda del “yo” interior, pues el ser humano encuentra en su pasado el origen de sus problemas, sus relaciones de afecto, sus decepciones, sus enfermedades. Así se encuentra el equilibrio indispensable para la salud mental, física y emocional. En la Terapia Regresiva Integral podemos contactar con el pasado que llevamos con nosotros. No volvemos a experiencias pasadas ni a vidas pasadas, sino al pasado retenido que llevamos en nuestro interior. Durante la terapia, retrocedemos a cosas del pasado que interfieren en el presente. En una regresión terapéutica se asume un hecho traumático cuando éste es identificado, revivido e integrado, siendo ésta la única manera de que uno pueda liberarse del trauma. Durante todos estos años, había algo no asimilado en nuestra psique, que casi siempre iba asociado a una manifestación somática; la regresión permite asimilarlo y resolverlo.

La TRI está construyendo su propio cuerpo teórico y técnico, basado en las evidencias de los hechos pasados a través del trabajo realizado con los pacientes, sin que importe atestar la veracidad o no de la eternidad del ser o de otras existencias, solamente admitiendo que esa realidad puede ser una creación mental o una fantasía por parte del paciente. Consideramos que la TRI es una conquista de la psicología y para la psicología, pues rescata, extiende, profundiza, complementa, ratifica e integra conceptos y técnicas adoptados por distintas corrientes psicológicas. Rescata el concepto de catarsis que fue utilizado por Freud en los comienzos de su carrera. Utiliza el concepto de complejo e individualización de Jung. De la psicosíntesis ratifica las hipótesis de la existencia del alma y su evolución. Amplía y profundiza los conceptos bernianos al buscar a través de sus técnicas, las decisiones del “script” en situaciones traumáticas vivenciadas por el ser en otras existencias. Con la utilización de los conceptos y de las técnicas de la terapia cognitiva se pueden en TRI, identificar más fácilmente las creencias disfuncionales o palabras-clave (Netherton, 1997), llegar al núcleo del complejo (Jung), promover la catársis y realizar la reprogramación del “script” de la vida, lo que exige la construcción de creencias que sean funcionales. Las técnicas del psicodrama, de la bioenergética y de la gestalt-terapia son utilizados por la TRI en la realización de la inducción para la regresión, en el trabajo catártico y en el proceso de reprogramación del paciente. La hipnosis no es sólo innecesaria para acceder a memorias de regresión sino que además está contraindicada, puesto que disocia mucho a la persona de sus vivencias. Conectamos el inconsciente sin desconectar el consciente, la técnica que se utiliza se parece más a una relajación acoplada a técnicas de sugestión, permitiendo percibir los vínculos entre el presente y el pasado. Creemos que todos los modelos psicológicos creados hasta el momento presente poseen el mismo objetivo: el de prestar auxilio al ser humano para que pueda tener más conocimiento de sí mismo, del otro y del mundo que le rodea, logrando con esto desarrollar una mejor calidad de vida.

INFO:
Joao Talaier, Sociólogo y Psychoanalista 676 133 377
www.escolarterapias.com.br

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Mente Abierta and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *