Calidad de Vida: Del oro al veneno blanco – Azúcares y Edulcorantes

El azúcar solía ser muy escaso y caro y conocido como “oro blanco”. Hoy en día el blanco refinado se añade en grandes cantidades a muchas comidas diversas y podría clasificarse más correctamente como “veneno blanco” (ver Chispa 39). Sin embargo, como los detectives de la salud han descubierto en este número, el peor peligro no se halla en el azúcar natural sino en el uso de los sustitutos, especialmente de los artificiales. 
 
“Durante muchos años he tomado productos sin azúcar, usando edulcorantes, mascando chicle sin azúcar, bebiendo bebidas sin azúcar para evitar el azúcar, ¿no es eso sano?” preguntó un cliente en la clínica. No, no lo es, dicen nuestros detectives de la salud. 
 
Un sustituto del azúcar es un aditivo alimentario que duplica el efecto del azúcar o el sirope de maíz en el gusto, pero que tiene menos calorías. Algunos sustitutos son naturales y otros son edulcorantes artificiales.
 
El alcohol de azúcar natural tiene una relación química con el mismo y se transforma en azúcar en el cuerpo. Incluye el sorbitol, el xilitol, el manitol, el isomaltol, el lactitol o el maltitol. Tienen calorías como el azúcar normal y a veces más porque usamos más para obtener el gusto dulce, por lo que nos engañamos: ¡comemos azúcar aunque el paquete diga que no! Algo que los diabéticos tienen que tener en cuenta. Este cliente mascaba 2-3 paquetes de chicle al día sin saber que el uso excesivo de esos edulcorantes causa diarrea ¡uno de sus problemas!
 
El edulcorante artificial difiere químicamente del azúcar e incluye a la sacarina, el aspartamo, potasio acesulfamo y ciclamato. Todos engañan a las papilas gustativas endulzando la comida cientos de veces más que el azúcar pero sin calorías añadidas.
 
Aspartamo ¿el asesino silencioso?
El aspartamo es uno de los edulcorantes artificiales más controvertidos y con tanta gente haciendo dieta, el mercado del aspartamo es enorme. El usuario del aspartamo puede padecer muchos síntomas desagradables como dolor de cabeza, entumecimiento, ataques, dolor articular, tinitus, depresión, ataque de ansiedad y cánceres varios. Ese edulcorante tóxico artificial está hecho de tres productos químicos: ácido aspártico, fenilalanina y metanol y lo que estos compuestos químicos causan al cuerpo es todo menos dulzura. El aspartamo actúa como un neurotransmisor y facilita la transferencia de información de una célula del cerebro a otra, pero permite demasiado calcio en las células cerebrales y mata a algunas. Con el aspartamo incluido en muchos miles de productos QUIZÁ no sorprenda que haya casi una epidemia de pérdida de memoria, Alzheimer y esclerosis múltiple.
 
La fenilalanina, un subproducto del metabolismo del aspartamo, es un aminoácido que se encuentra en el cerebro. Se ha demostrado que cantidades excesivas en el cerebro pueden causar un nivel bajo de serotonina, causando quizás depresión. ¿Te parece que la mitad de la gente que conoces toma Prozac? El metanol o alcohol de la madera, otro subproducto del aspartamo, aparece cuando se calienta el aspartamo a más de 30º C, por lo que si cueces un pudín sin azúcar que contiene aspartamo, estás creando metanol. El metanol es realmente criminal pues cuando entra al cuerpo se descompone en ácido fórmico y formaldehído, un conocido carcinógeno. Los diabéticos tienen que tener mucho cuidado con el aspartamo ya que puede ser mortal. A los soldados en Oriente Medio les dieron bebidas sin azúcar que habían estado al sol y muchos de los síntomas raros que tuvieron los veteranos son similares a los de la gente envenenada por el formaldehído.
 
El aspartamo ni siquiera se aprobó hasta 1981, pues durante más de ocho años la FDA le negó la licencia por los ataques y tumores cerebrales que este fármaco producía en los animales de laboratorio.

Buscar alternativas – la Estevia
No se recomienda usar edulcorantes artificiales, es mejor encontrar alternativas o comer comida que no tenga que ser tan dulce. La Estevia es una hierba dulce natural que usan los indígenas americanos como agente médico y edulcorante desde hace miles de años. En Asia la Estevia se usa mucho porque el aspartamo está prohibido, pero en Europa está en la lista de sustancias prohibidas debido posiblemente a los lobbys políticos.
 
Nuestro cliente pronto se dió cuenta de que su ingesta diaria de edulcorantes no era tan sana como creía, y empezó a mirar con cuidado el contenido de la comida que compraba. Se disgustó bastante cuando se dió cuenta que incluso su pasta de dientes ¡contenía sorbitol y sacarina! Su zumo de naranja matutino, el ketchup, la mermelada, yogur, galletas, helado, comida preparada, mostaza, aliños e incluso la mayonesa ¡estaban repletos de esa cosa! El cliente dejó el chicle inmediatamente y la diarrea desapareció lo que le inspiró a evitar tantos aditivos artificiales y químicos como fuera posible. Empezó a buscar comida fresca y natural para cocinar para sí mismo en vez de comer comida preparada o procesada. Si necesitaba algo dulce añadía polvo de Estevia como sustituto y va camino de una vida más saludable. 
 
Algunos de los edulcorantes naturales más habituales:
E 420 sorbitol, sirope de sorbitol
E 421 manitol
E 953 isomaltol
E 965 lactitol
E 967 xilitol
 
Algunos de los edulcorantes artificiales más comunes:
E 950 potasio acesulfamo
E 951 aspartamo
E 952 ácido o sal de ciclamato
E 954 sacarina, sal de sacarina
 
La Estevia estará en las tiendas muy pronto porque el proceso de legalización está en curso. No obstante lo puedes comprar en internet o en polvo en Gibraltar. Plantas biológicas de Estevia se pueden comprar en A-1 Garden Center in Valleniza, Arroyo de la Miel Garden Center in Arroyo de la Miel, Viveros Bricojardín en Álora, el mercado ecológico de Coín cada 3er sábado y Plantaromed en Alozaina. Llama al 952 112 091

Esta articulo es parte de un serie – puede leer más
aqui

INFO:
Pernille Knudtzon, MD
Tel: 678 253 510
drpernilleknudtzon@gmail.com

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Vida Sana and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *