Comercio Europa: Stop el lavado verde de nuestra economic­a

Ambientalistas acusaron a las empresas que participan en el evento de no ser para nada ecológicas. En la apertura de la VI Cumbre Empresarial Europea (EBS en sus siglas en inglés) ayer, ambientalistas acusaron a las empresas que participan en el evento, titulado ‘Greening the economy’ (Volviendo verde la economía) de no ser para nada ecológicas. Con una acción y exposición, Amigos de la Tierra, Corporate Europe Observatory y el Transnational Institute denunciaron las prácticas de lavado de imagen de las empresas que participan en la cumbre.

Los activistas ‘lavaron’ los informes de responsabilidad social empresarial de empresas de alto perfil que participan en la cumbre. La acción estaba diseñada para denunciar los esfuerzos de las empresas de lograr credenciales ambientales cuando en realidad sus operaciones tienen efectos perjudiciales para el medio ambiente y las comunidades locales de todo el mundo y contribuyen en gran medida al calentamiento global.
 
“Si los organizadores de la Cumbre Empresarial Europea quieren hablar seriamente de una economía más verde, ¿porque invitan las compañías y sectores que más polución producen?” pregunta Paul de Clerck, Coordinador del área de Corporaciones de Amigos de la Tierra en Europa. “Que un evento titulado ‘Greening the economy’ es dominado por empresarios con una más que cuestionable política ambiental en lugar de autenticos empresarios verdes es una hipocresía.”
 
La EBS es una conferencia anual de alto-nivel organizada por BUSINESSEUROPE, la organización de presión (lobby) de grandes empresas europeas. Durante la EBS, líderes de negocio y presidentes de empresas se reúnen con los comisarios europeos y importantes políticos nacionales. El evento este año será atendido por ocho Comisarios Europeos, incluyendo el Presidente de la Comisión el Sr. Barroso. La cumbre ofrece un espacio a algunas de las empresas más contaminantes del mundo y de las que peor rendimiento tiene en cuestiones de  medio ambiente de sus respectivos sectores. [1]
 
“En eventos como la Cumbre Empresarial Europea, las corporaciones utilizan su acceso directo a los que toman decisiones para manipular sus percepciones, haciendo aparentar que el comportamiento de la empresa es la solución al cambio climático, mientras en realidad es parte del problema,” dice Paul de Clerck. “En lugar de gastar millones en campañas imagen diseñadas para que se pinten verdes, las empresas debería hacer esfuerzos reales para mejorar su rendimiento ambiental.”
 
Entre una multitud de empresas que participan, patrocinan o simplemente atienden la cumbre la mayoría muestran un dudoso buen trato con el medio ambiente, los grupos ecologistas llamaron la atención acerca de algunos de estos impactos dañinos sobre el medio ambiente y de su comportamiento en sus negocios: [2]
 
* BMW y Volvo: Por fabricar los coches con peor eficacia de consume de combustible de las 20 marcas más vendidas en Europa
* E.on: Por poseer tres de los centrales eléctricas más contaminantes de Europa
* Fortis: Por invertir en empresas polémicas como Freeport McMoRan, operador de la mina de oro más contaminante del mundo
* Gazprom: Por poseer la empresa polémica Sakhalin II proyecto de petróleo y gas, que amenaza la sobrevivencia de las últimos 100 Ballenas Western Grey
* Lufthansa y KLM: Por minimizar el hecho de que la aviación tiene de lejos el impacto más grande sobre el clima que cualquier método de transporte
* Shell: Por continuar las prácticas de contaminación del clima como la quema de gases en Nigeria y dañar el medio ambiente y las comunidades locales cerca de sus refinerías en todo el mundo.
 
“La Cumbre Empresarial Europea ocurre en un contexto de poder corporativo en aumento en Europa donde la dominación corporativa se traduce en políticas de la UE que desmantelan las  líneas de conducta medio ambientales, sociales y laborales sólo para mejorar la competitividad y beneficios económicos de las empresas. Las agendas de la UE sobre ‘Mejor Regulación’ y ‘Europa Global’ tienen el objetivo de incrementar la competitividad de las empresas europeas a cualquier coste,” dice Charly Poppe, responsable del área de comercio de Amigos de la Tierra. 
 
***
Para más información, por favor contacte con:
 
Paul de Clerck, Coordinador del área de Corporaciones de Amigos de la Tierra en Europa,
Tel: +32 494 380 959 y correo-e: paul.de.clerck@foeeurope.org
 
Francesca Gater, Responsable de Comunicación de Amigos de la Tierra en Europa,
Tel: +32 2 542 6105, +32 485 930 515 y correo-e: francesca.gater@foeeurope.org
 
Sandra Jiménez Lloret, Responsable de Comunicación de Amigos de la Tierra en España,
Tel: 91 306 99 00 y 680 936 327, y correo-e: prensa@tierra.org

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Tierra Integral and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *