Cómo tratar las quemaduras del sol

Obviamente la mejor opción es ser inteligente y en primer lugar no quemarse. Pero si te quemas lo más fácil es el aloe vera. Crece tan bien aquí y todo lo que tienes que hacer es partir una hoja, pelarla y frotarla en la zona afectada. Si no tienes a mano una planta la mayoría de herboristerías venden gel ecológico a precios razonables sin montones de aditivos químicos. Otra opción son los aceites esenciales. 10 gotas de cada de espliego, geranio y manzanilla con 30 ml de aceite de almendra dulce y tienes una aceite calmante. Si no, para calmar la piel y refrescarte, prueba de añadir unas gotas de espliego y/o manzanilla a un yogur natural.
 

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Vida Sana and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *