Lavanda – Aceites Esenciales y sus usos

LAVANDA (Lavandula Agustifolia). 

Lavandín y Espliego son otras variedades de Lavanda:
LAVANDÍN (Lavandula Intermedia), tiene un aroma dulce y fresco. Es más económico que la lavanda por que se obtiene un mayor rendimiento.
 
ESPLIEGO (Lavandula Spica), es una variedad de lavanda silvestre y por lo tanto más ecológica.
 
Se destilan las flores. Para obtener 1kg de aceite esencial, son necesarios 250kg de flores frescas.
 
PROPIEDADES: Analgésica, antidepresiva, antiespasmódica, antirreumática, cicatrizante, antiséptica, calmante, antitóxica, diurética y desodorante. 
 
PRINCIPALES INDICACIONES: Enfermedades de la piel, reumatismos, afecciones de las vías respiratorias, problemas digestivos, infecciones genitourinarias y problemas del sistema nervioso. Congestión linfática (drenaje), elimina toxinas, eczema seco, dermatitis, erupciones cutáneas, efecto reequilibrante sobre las pieles grasas. Anti-acné, alergia en la piel, rejuvenecedor de las células cutáneas, ideal para masaje facial y corporal. Relajante de las fibras musculares, relajante del sistema nervioso, sedante cardíaco, calambres musculares, afecciones del cuero cabelludo, alopecia, pediculosis, caspa.
 
OBSERVACIONES: la Lavanda junto con el aceite esencial del árbol del té, son los únicos aceites que se pueden utilizar directamente sobre la piel.
 
La lavanda se debería tener siempre a mano porque sirve para cortes, quemaduras, pequeños accidentes, dolor de cabeza, baños relajantes. Mezclado con otros aceites esenciales se potencian recíprocamente.
 
La lavanda actúa sobre el sistema nervioso y reequilibra, tanto si se necesita disminuir un exceso de excitabilidad, como para remediar la depresión o la melancolía, en cuyo caso ejerce un efecto tonificante y estimulante. Por la noche masajear unas gotas en la nuca y en las sienes o rociar la almohada con unas gotas ayudan a conciliar el sueño.
 
La lavanda es un símbolo de renacimiento, ayuda a suavizar el carácter y a eliminar las contradicciones. Se dice que crea un aura particular de magnetismo, que conduce al individuo hacia energías externas favorables. 
 
Es ligeramente anestésica, tiene propiedades antisépticas y microbicidas, estimula la producción de glóbulos blancos y por ello, es útil contra el desarrollo de infecciones.
 
Es muy efectiva para calmar las quemaduras solares mezclada con un poquito de aceite vegetal o diluida en agua mineral y pulverizando la zona quemada. Combate la seborrea y puede acentuar el crecimiento del pelo en caso de alopecia.
 
Unas gotas de lavanda alivian muy rápidamente las picaduras de mosquitos u otros insectos
 
REMIDIO PARA PIES CANSADOS:
1 gota de eucalipto
3 gotas de lavanda
1 gota de menta
1 cucharadita de bicarbonato
Disuelve el bicarbonato en una palangana de agua templada y añade los aceites esenciales. Siéntate y pon los pies a remojo. Sentirás un gran alivio y un aroma maravilloso. Si no tienes tiempo puedes mezclar los aceites esenciales en un spray con un vaso de agua. Agita la mezcla y rocía con ella tus pies. Deja que se sequen al aire. Este spray es también muy eficaz como repelente de mosquitos.
 
INFO:
Citrica Pizarra 952 483 066
 
Para leer más de otros aceites esenciales, pulse aqui

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Vida Sana and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *