Plan para afrontar el descenso de energía

Los dos retos más grandes a los que se enfrenta la humanidad este siglo son el cambio climático y el “peak oil” o punto crítico de petróleo. Casi todos los occidentales son conscientes del cambio climático pero pocos conocen el concepto de peak oil.

Nuestro estilo de vida depende casi completamente del petróleo barato – de hecho casi todos los aspectos de nuestra vida dependen de combustibles fósiles de bajo coste ya que el petróleo es el material crudo utilizado como combustible de transporte, comida, fármacos y es el componente básico del plástico. Sin petróleo barato nuestra forma de vida cambiaría por completo, en este artículo James Machin explora un mundo sin carburante de bajo coste.

 El punto crítico del petróleo describe el momento en el que habremos extraído la mitad del petróleo disponible, a partir del cual el carburante que quede bajo tierra será cada vez más difícil y caro de extraer, como consecuencia la producción mundial del petróleo entrará en declive. Con una demanda de petróleo cada vez mayor por parte de países en vías de desarrollo como China e India, y un descenso de la producción global, las leyes de la oferta y la demanda resultarán en una subida del precio del petróleo. Conforme suba el precio del petróleo el crecimiento económico mermará, cambiando notablemente la forma en que funciona la sociedad.

La mayoría de las personas se niegan a ver la realidad cuando se les explica que se acerca el final del petróleo barato. Sin embargo, en vez de una visión apocalíptica deberíamos considerar un modelo de descenso energético positivo ya que el fin del petróleo de bajo coste puede traernos muchas consecuencias positivas. A la larga nuestras vidas se enriquecerán con las medidas que tendremos que adoptar para afrontar la nueva situación. Seguramente mejorará nuestra salud al cultivar alimentos ecológicos y llevar una vida más activa – dejaremos de conducir a todas partes y circularemos más en bici, andaremos más y nos dedicaremos al huerto. Aunque la economía cambie completamente podremos revitalizar nuestras economías locales aumentando nuestra autonomía en los sectores alimentarios, de bienes y servicios. Nuestras comunidades también se beneficiarán al dejar la competición por la cooperación, el medio ambiente mejorará gracias al descenso de la polución, el aumento de los bosques, el reestablecimiento del suelo y el aumento de la biodiversidad. Estos resultados positivos surgirán dependiendo de cómo afrontemos el fin de la era del petróleo barato.

Las ciudades de transición
En Gran Bretaña hay unas 20 ciudades con un plan de transición a una economía de bajo consumo – la lista incluye ciudades tan grandes como Nottingham, Bristol y Brighton. El objetivo primordial de todas estas comunidades es crear una sociedad autosuficiente para la mayoría de sus necesidades.

Cada colectivo, sea la comunidad de un bloque de apartamentos, un pueblo o una ciudad entera, se enfrentará a retos diferentes dependiendo de sus circunstancias particulares, por lo que es importante que cada comunidad haga un estudio de su propia situación haciéndose las tres preguntas siguientes:

1. ¿Cómo viviremos la falta de petróleo en nuestra comunidad?
2.  ¿Qué recursos tiene nuestra comunidad para afrontar un futuro con menos petróleo? (auditoría de recursos + estudio de oportunidades)
3. ¿Qué podemos hacer como comunidad para prepararnos y responder?

Una vez contestadas las preguntas, el siguiente paso a tomar es crear Un Plan de Acción para afrontar el Descenso de Energía en tu comunidad. A través de lachispa.net ofreceremos ayuda al que le interese empezar un proyecto de este tipo.

INFO: Los que quieran comenzar su propia Comunidad en Transición pueden contactar con James Machin a través de machin@ya.com, y visitar www.lachispa.net para más detalles.

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Tierra Integral and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *