La energía termosolar podrá abastecer la cuarta parte de la electricidad mundial en 2050