¿Perderemos el tren de la energía verde?

Según Canal Solidario los expertos avisan nos quedan poco más de 11 años para que desaparezca la era del petróleo. Según la Agencia Internacional de la Energía, la producción máxima se alcanzará en 2020, luego comenzará el declive. En tan sólo un año la Agencia Internacional de la Energía tuvo que reformular en varias ocasiones las cifras de sus predicciones sobre la futura producción de petróleo.

En un su informe, World Energy Outlook, del año 2007 pronosticaban un declive anual en la producción del 3,7%; un año después, la cifra se eleva al 6,7%.

Las nuevas proyecciones están basadas en un estudio del ritmo de declive de los 800 principales pozos petrolíferos y, según uno de los autores del informe, Fatih Birol “es la primera vez” que este estudio es pormenorizado”. Según cita el portal Globalízate, en una entrevista reciente, realizada por el periodista George Monbiot, a la pregunta de cuando se puede llegar al máximo en la producción de petróleo, Faith Birol responde: “En términos de los países que no pertenecen a la OPEP, esperamos que en tres o cuatro años la producción de petróleo convencional comience su declive; en términos globales, y asumiendo que la OPEP vaya espaciando en el tiempo la producción, el petróleo convencional podría continuar en el mercado un tiempo, aún así esperamos que llegue a la cumbre de producción en 2020, lo que por supuesto no son buenas noticias, desde el punto de vista de él abastecimiento mundial”.

¿Estamos a tiempo para poner en marcha las energías alternativas? Robert L.Hirsch, analista del Departamento de Energía de los EUA, advierte que “este cambio significa que habría que comenzar lo antes posible a programar que hacer en el momento que la producción de petróleo entre en declive” y “para evitar un colapso total de la economía global, precisamos comenzar con un programa de choque que mitigue este problema, 20 años antes de que la producción de petróleo llegue a su cumbre”. Félix Nieto en un su artículo en Globalízate señala que “ya llegamos tarde para hacer la revolución verde que precisamos”.

La solución del analista sería “comenzar a extraer petróleo no convencional de las arenas bituminosas de Alberta, en el Canadá, o Venezuela, entre otros lugares; cosa que se traduciría en mayores impactos ambientales: minas a cielo abierto, más emisiones de CO2 y una ayuda más al crecimiento del temido cambio climático”.

+ INFO:
Canal Solidario

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Tierra Integral and tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *