Bio-construcción III: Energía Renovable – Solar

El cambio climático y el agotamiento de las energías nos obliga a buscar un nuevo modelo energético que no genere desequilibrios ambientales, económicos y sociales. La solución es implantar energías renovables porque son inagotables a escala humana. Parte esencial de toda casa sana es la energía que usa, así que hoy estudiaremos el aprovechamiento directo del sol y los dos tipos básicos de energía que nos da: la fotovoltaica y la térmica.
 
 A pesar de ser el país europeo con mayor radiación solar, el desarrollo de la energía solar está en su infancia en este país. En concreto, Andalucía es la Comunidad con más potencial de aprovechamiento del recurso solar: las condiciones climáticas y geográficas, el desarrollo industrial y económico y el marco legislativo español, hacen de Andalucía el lugar ideal para ser líder y referente mundial en energía termosolar. 

 
 La orientación de la vivienda y su forma constructiva permiten obtener ganancias solares permitiendo aprovechar la energía del sol de manera pasiva. Además, la energía solar se puede convertir en electricidad, mediante la tecnología fotovoltaica (FV), o se puede usar para calentar agua, lo que se denomina “térmica solar”. 
 
 La energía solar fotovoltaica genera energía eléctrica gracias a unas placas solares sobre las que incide la radiación solar. Según explican desde el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), una instalación fotovoltaica está compuesta “por un generador fotovoltaico y un sistema de acumulación de energía en las instalaciones aisladas”.

 En lugares remotos la energía eléctrica producidas por las placas fotovoltaicas se acumula en baterías porque la producción y la necesidad de consumo no son simultáneas. De esta forma las baterías garantizan un suministro de 4 o 5 días hasta en las peores condiciones climáticas.
 
 En los sistemas conectados a la red eléctrica, toda la energía eléctrica producida a través de las placas solares se vende directamente a la compañía eléctrica, de forma que no se auto consume, pero sí se aporta al sistema general energía eléctrica limpia. “La compañía está obligada a comprar esa energía a un precio muy alto, hasta 0,41 euros/Kwh, mientras que la que nosotros compramos se paga a un precio inferior, 0,09 euros por cada Kwh que se consume. Por esa razón si yo pongo en el tejado o el terreno de la casa una instalación conectada a red para vender energía, vendo todo lo que se produce porque pagan mucho, y después compro lo que necesito a un precio más barato”, explica Jason Lindfield de Energía Spain.

 La energía solar térmica aprovecha el sol para producir agua caliente sanitaria, calefacción, climatización de piscinas o sistemas de refrigeración solar. Para lograr este tipo de energía es necesario un sistema de colectores solares, tal y como explican desde Energía Spain. “Hay muchos diseños de colector de placa plana, pero generalmente, todos están compuestos por un absorbedor de placa plana, que intercepta y absorbe la energía solar, un recubrimiento transparente que deja pasar la energía solar pero reduce la pérdida de calor del colector, un fluido de transporte de calor (aire o agua) que circula por tuberías para extraer el calor del colector, y una cubierta posterior con aislamiento térmico”.

CAJA 1 – OJO
Al comprar tu instalación solar, atento a los siguientes factores:
 
– Eficiencia inicial: con el paso del tiempo baja la eficiencia de la placa, así que es mejor empezar con una placa de rendimiento alto ya que a lo largo de los 20-25 años de vida de la placa conseguirás una mayor eficiencia total.
 
– Si la placa que eliges tiene subvención, significa que está aprobada por la IDAE. Cuidado con las que no tengan subvención, quizá sean baratas a corto plazo, pero te supondrán más dinero a largo plazo. Las placas más caras reciben mayor porcentaje de subvención.
 
– Busca placas con una garantía mínima de entre 5 y 10 años
 
– Dentro de las térmicas hay varios tipos de placa: que te aconsejen si en tu zona te conviene de tipo selectivo, negro o tubos al vacío. Hay profesionales del sector que opinan que estas últimas no convienen en Andalucía por la alta radiación solar en la zona.
 
– Cada proyecto es único, busca un instalador que estudie tu caso, te dé garantía de instalación y te explique bien por qué te conviene el sistema que te propone.
 
CAJA 2 – SUBVENCIONES TERMO SOLARES
 Según el BOJA Nº81 del 25 abril 2007, habrá subvenciones de hasta el 50% del coste placas termo solares hasta el 31 Diciembre del 2008. La proporción de la subvención depende de las características de la instalación.
 
Es más rápido y práctico solicitar estas subvenciones a través de la empresa instaladora de las placas. La empresa que te venda las placas debe estar registrada con la IDAE o la Consejería de Innovación y Ciencia de la Junta de Andalucía para poder realizar este trámite.
 
Existen dos procedimientos de solicitud, el ordinario y el simplificado, siendo el segundo el método más rápido de conseguir la subvención, con una media de tramitación de 30 días. Para pedir información sobre las subvenciones vigentes llamen al 902 11 30 00

INFO
Para casos practicos y detalles sobre huertas solares mira www.lachispa.net

Para más en este serie de artículos, pulse aqui

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Tierra Integral and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *