Calidad de Vida: Sangre, el rio de la vida parte 3: cambio de paradigma

En este número los detectives de la salud concluyen su investigación de la sangre con un vistazo a cómo las perspectivas de la enfermedad han dado forma a la medicina moderna como la conocemos.
 
Hipócrates dijo: “Que el alimento sea tu medicina y la medicina, tu alimento.”
 
La medicina moderna ha llegado a donde está hoy en parte por un debate científico y filosófico que culminó a principios del siglo XIX, entre dos de los microbiólogos notables de la época: Antoine Bechamp y Louis Pasteur. Su argumento sobre las teorías bacteriológicas cambió el curso de la medicina. El punto de vista de Pasteur era que la enfermedad está causada por la invasión de gérmenes del exterior, de microorganismos que son estáticos e inmutables y que las medicinas y los antibióticos los matarán. Bechamp era de la opinión de que los microorganismos se pueden desarrollar como formas de crecimiento (pleomorfismo), que cambian según las condiciones ambientales y que se desarrollan según el estado del terreno biológico interno, en el centro del cual está el equilibrio del pH como hemos visto en los dos últimos artículos.
 
Aunque estaban de acuerdo con algunos aspectos de la investigación del otro, Pasteur tenía un temperamento más fuerte y exuberante y era un oponente que se hacía oír más que el tranquilo Bechamp. Pasteur venía de una familia adinerada y con buenas conexiones e hizo todo lo posible por desacreditar el punto de vista de Bechamp. Al fin triunfó el la opinión de Pasteur entre los científicos mientras que la investigación de Bechamp desapareció en la oscuridad. Vemos como los resultados de esta polémica se practican en la medicina convencional. Cuando un cuerpo está desequilibrado intentamos restaurarlo primero con medicinas, luego con cirugía, eliminando los síntomas y no tratando con la causa última del problema.
 
La medicina no necesita verse como esto o lo otro y para una visión global del cuidado de la salud es importante estar abierto a otras opiniones. Muchos científicos han contribuido una perspectiva distinta de cómo entendemos la salud como el Dr. Otto Warburg, ganó el Premio Nobel en el año 1.931 por su descubrimiento del papel que la falta de oxígeno juega en cáncer. Descubrió que cuando el pH se desequilibra, el cuerpo se vuelve más ácido y las células tienen menos oxígeno. El cáncer se desarrolla en el tejido ácido y en un medio falto de oxígeno. El zoólogo Gunther Enderlein fue más allá con el pleomorfismo; usó un Microscopio de Campo Oscuro para visualizar su hipótesis de cómo los cambios en el bioterreno y en el pH causan la enfermedad. Algunos de los pioneros de hoy en día son el Dr. Gabriel Cousens, una persona de renombre en dietética, ayuno, desintoxicación, espiritualidad y educación para la salud, y el Dr. Robert Young, que enseña “La Nueva Biología”, y abarca teorías sobre la causa y fuente de la enfermedad y cómo prevenirla con una dieta alcalina y un estilo de vida activo y bajo en estrés.
 
Cambiar el paradigma
Un siglo después del gran debate médico, la medicina convencional continúa en el camino de Louis Pasteur, matando lo que nos enferma con medicinas, antibióticos, quimioterapia, radioterapia y cirugía. Aunque ahora vivimos en un mundo que tiene muchas generaciones de nuevos antibióticos y medicinas, todavía tenemos muchas bacterias y en especial virus que son resistentes a los tratamientos y condiciones y que son difíciles de tratar con medicinas, como el cáncer, la diabetes y los síndromes de deficiencias inmunes por nombrar algunos.
 
Al usar ese enfoque tomamos una pastilla para la jaqueca, luego otra para proteger el estómago del daño causado por el calmante, luego otra para eso y lo otro. A veces un calmante está bien, pero es importante recordar que estamos tratando los síntomas. ¿Por qué no examinar el terreno para llegar a la causa de la jaqueca? ¿No hay suficiente agua? ¿Hay tensión muscular? ¿Hipertensión? ¿Problemas de la vista? Por qué no revisar el paradigma saludenfermedad y considerar un enfoque distinto que examine el desequilibrio del cuerpo por razones nutricionales, eléctricas, estructurales, toxicológicas, biológicas o emocionales. Para ponerse mejor, ese equilibrio precisa restablecerse trabajando a favor del cuerpo.
 
La OMS predice que 7 de cada 10 ingresos en el hospital en el 2.020, se deberán al estilo de vida ¿podemos pagar por esas enfermedades como la obesidad, los problemas coronarios y circulatorios? Es posible que la medicina del futuro no sólo tendrá sus raíces en la nutrición y en los suplementos, sino que también tendrá un fuerte vínculo con la energía. En el futuro quizá entremos en la clínica de un práctico de la salud y como rutina recibamos no sólo un chequeo físico sino también una revisión energética o vibracional, lo que sería la nueva frontera de la medicina; un cambio en el paradigma de la salud y la enfermedad.
 
Consecuencias de un cambio de paradigma
El mundo en que vivimos se vuelve demasiado tóxico. Como resultado los humanos también lo están, toxicidad que se refleja en el aumento de la enfermedad y la incapacidad de la medicina “moderna” de hacer nada al respecto. Aquí podemos contrastar las dos teorías de la infección y la enfermedad mientras consideramos un cambio de paradigma en la comprensión de la salud.
 
Invasión de la teoría del Germen
·        La infección o enfermedad viene de microorganismos que tienen su origen fuera del cuerpo
·        Hay que protegerse de los microorganismos y destruirlos para prevenir la enfermedad
·        La apariencia y función de los microorganismos específicos es constante
·        Cada enfermedad se asocia con u n microorganismo en particular
·        Los microorganismos son agentes causales primarios
·        La enfermedad es inevitable y puede “atacar” a cualquier persona
·        Para prevenir y curar la enfermedad es necesario aumentar las defensas y destruir los microorganismos patógenos 
 
Teoría de la Toxicidad Ambiental
·        La susceptibilidad a la enfermedad surge de condiciones en las células y los fluidos del cuerpo
·        Los microorganismos son beneficiosos y sostienen la vida si el cuerpo se mantiene libre de toxinas
·        La apariencia y función de los microorganismos cambia cuando el organismo anfitrión está herido mecánica, bioquímica, eléctrica o mocionalmente
·        Cada enfermedad se asocia con una afección en particular
·        Los microorganismos se asocian con la enfermedad sólo cuando las células, sangre y fruido intersticial se vuelve tóxico
·        La enfermedad se genera a partir de estados de toxicidad en aumento
·                              Prevenir o curar la enfermedad consiste en limpiar la toxicidad del cuerpo de manera que no cause daño

Esta articulo es parte de un serie – puede leer más aqui

INFO:
Pernille Knudtzon, MD
Tel: 678 253 510
drpernilleknudtzon@gmail.com

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Vida Sana and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *