Debacle del dinero

Si miras por un momento a la situación económica, ninguna copa del mundial puede esconder el hecho de que España, y muchos otros países del mundo están al borde de la bancarrota. Como todo el dinero existe por préstamos, el sistema depende del crecimiento continuo para repagar el interés, pero cuando ese requisito se encuentra con la realidad de un planeta finito, empezamos a ver cómo se deshace este precario castillo de naipes. Exactamente donde va a terminar este ejercicio especulativo depende de tu punto de vista: nuevo orden mundial, colapso financiero o el mejor de los mundos. Aunque mientras el engranaje siga girando, siempre he creído en ser coherente a la hora de gastar el dinero, tanto si se trata del euro que gasto en el mercado ecológico como del dinero que ahorro en Triodos, un banco ético y socialmente responsable. Tenemos un gran poder cuando empezamos a darnos cuenta de que cómo gastamos el dinero tiene un profundo efecto sobre la sociedad e incluso de que podemos empezar una moneda local propia como el grupo de Transición ha hecho en Coín. Añade a esta ecuación empresas como Maderas Nobles (ver pág. 2), una empresa que en los últimos diez años ofrece a la gente la oportunidad de invertir directamente en bosques sostenibles y ecológicos con unos beneficios razonables cuando llega su madurez. Reivindican con razón que su modelo de negocio beneficia a todos, a los inversores, al entorno y a la sociedad con la creación de negocios socialmente responsables, demostrando que hay modelos económicos alternativos para un futuro viable.

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Mente Abierta and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *