El sanador sanado

Sirva este artículo para explicar y acercar al lector de La Chispa las características y cualidades del Arte de Sanación llamado Sat Nam Rasayan, que por primera vez se va a enseñar en el sur, concretamente en Marbella (San Pedro de Alcántara), en un curso de Formación en este sistema yógico ancestral de sanación que utiliza únicamente la Conciencia para curar.

Por lo tanto, el alumno a la vez que aprende a curar aprende a reconocer su espacio de conciencia curativo, aprende a expandir y a descondicionar su propio espacio personal y volverlo indiferenciado, neutro, transpersonal, aprende a reconocer la enfermedad como un límite de este espacio y a transformarla al modificar lo que siente de ella y disolviendo ese límite, sanarlo.

El Sat Nam Rasayan es un sistema de sanación que al tiempo que cura al sanador le enseña a curar a otros al ser capaz de disolver los límites que le impiden mantener una relación sin bloqueos consigo mismo, con los demás y con la Vida. Llegará un momento de la enseñanza donde la práctica se vuelva una Arte, el sanador un Artista y la Vida un proceso de Comprensión donde podremos contener y transformar cualquier proceso, bloqueo o incomprensión y volverlo curativo, fluido.

Al principio de la enseñanza, a la mente racional le resulta difícil entender que el curador de este ancestral sistema yógico de sanación transforma cualquier conflicto o enfermedad simplemente al mantener estable su espacio de conciencia mediante la neutralidad, el silencio y la no-distracción. Porque en este lugar profundo de cada uno de nosotros es donde se encuentra el verdadero espacio curativo.

Para el Sat Nam Rasayan, la enfermedad se mantiene porque el enfermo sostiene conflictos de los que no desea desprenderse ya que le dan una idea de quién es, pero desde una perspectiva más amplia, lo que le pasa al paciente es que está sentado en una esquina de su propio cuadrado. Para el yoga –que busca la unidad con la única verdad que es el alma- el sufrimiento es ilusión. Interpretamos la realidad y la hacemos real mediante los procesos de pensamientos, a través de las ideas que tenemos de las cosas, ideas que sostenemos y compartimos con los demás. Pero si el hombre entiende por la razón, nunca podrá conocer el espíritu.

INFO:
Inicio de la Formación en Marbella. Enero del 2011.
www.marlana.es

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Mente Abierta and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *