Estoy caliente

La organización presenta la campaña Estoy caliente para solicitar al Gobierno español el apoyo público a una mayor reducción de emisiones en la UE. Greenpeace ha presentado hoy su campaña Estoy caliente, cuya principal herramienta es un spot, para insistir en la necesidad de aumentar los compromisos de reducción de emisiones, empezando por el establecimiento de un compromiso europeo unilateral de reducción de gases de efecto invernadero del 30% para 2020. Sólo quedan diez días para el comienzo de la próxima reunión de las partes del Convenio Marco de Naciones Unidas para Cambio Climático (COP16), que tendrá lugar en Cancún del 29 de noviembre al 10 de diciembre.
 
Greenpeace reclama al Gobierno español que muestre públicamente su apoyo al compromiso de reducción del 30% y recuerda que algunos gobiernos (Reino Unido, Francia, Alemania y Dinamarca), instituciones y más de treinta de las mayores empresas de Europa (1), entre las que se encuentran las españolas Acciona o Bodegas Torres, ya han dado su visto bueno a la iniciativa. La organización ecologista recoge firmas en www.greenpeace.es para solicitar ese compromiso al Gobierno, dentro del proyecto Hazte Eco que comparte con Antena Neox. Esta disminución de emisiones ha de ser el primer paso para alcanzar el compromiso de reducción de emisiones del 40% para 2020 que los científicos recomiendan asumir por el conjunto de países industrializados para frenar el cambio climático.  
 
Ver el vídeo en http://bit.ly/estoycaliente
VÍDEO DISPONIBLE (ALTA Y BAJA RESOLUCIÓN) EN http://descargas.greenpeace.es/descargas/prensa/estoycaliente/ 
 
“La Comisión Europea y multitud de estudios independientes ya avalan los beneficios de aumentar el compromiso europeo de reducción de emisiones. España debería explicar por qué no apoya una medida como ésta que genera ahorro y empleo y, en su lugar, perpetúa un sistema energético obsoleto y altamente contaminante” ha declarado Aida Vila, responsable de la campaña Cambio Climático de Greenpeace.
 
Asimismo, Greenpeace insiste en que el imparable avance del cambio climático ya se manifiesta, no sólo en importantes aumentos de la temperatura o en la aceleración del deshielo en el Ártico, sino con graves impactos económicos en sectores productivos clave para España como la agricultura, la pesca, la industria vitivinícola o el turismo.
 
Cumbre de Cancún
Ante esta situación, Greenpeace considera indispensable que en la cumbre de Cancún se alcancen acuerdos sobre los temas clave para firmar el acuerdo internacional que el clima necesita en la COP17, que se celebrará en 2011 en Sudáfrica. En este sentido, la organización ecologista solicita al Gobierno que, en la cumbre de Cancún, trabaje para recoger en el Convenio Marco de Naciones Unidas para Cambio Climático los siguientes acuerdos: 
 
– El límite infranqueable de aumento de la temperatura global de 2ºC, revisable en 2015 basándose en los avances científicos.
 
– La insuficiencia de los actuales compromisos de reducción de emisiones y la necesidad de alinearlos con las recomendaciones científicas, mediante un proceso que debería empezar por el apoyo de España a la asunción de un compromiso europeo unilateral de reducción de emisiones del 30% para 2020.
 
– Establecimiento y definición de los elementos clave del Fondo Climático internacional que, bajo la autoridad del CMNUCC, debe vehicular los 100.000 millones de dólares comprometidos anualmente por los países industrializados en la lucha internacional contra el cambio climático.
 
– Definición de las fuentes innovadoras de financiación que puedan contribuir significativamente a alcanzar la cifra comprometida en la lucha internacional contra el cambio climático y sean públicas y adicionales a los fondos recogidos en los presupuestos generales.
 
– Establecimiento de un marco regulatorio internacional de protección de los bosques basado en la protección de la biodiversidad y de los derechos de las poblaciones indígenas.
 
– Apoyo de España, y de la UE, a la firma de un segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kioto, hecho que contribuiría decisivamente a que las negociaciones culminen, cuanto antes, en un instrumento legalmente vinculante.
 
“España es el país europeo que más se va a gastar en la compra de derechos de emisión para cumplir Kioto (638 millones de euros) y, a pesar de ser uno de los líderes europeos en tecnología renovable, sigue siendo el principal defensor de la quema de carbón. Es el momento de apostar por un sistema 100% renovable si Zapatero realmente quiere cumplir la promesa de creación de empleo verde” ha concluido José Luís García Ortega, responsable de la campaña Cambio climático y Energía de Greenpeace.

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Tierra Integral and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *