La Auditoría Energética

La nueva década esperemos se recuerde como el momento en que nos dimos cuenta de que necesitamos empezar a vivir dentro de nuestras  posibilidades y gestionar los escasos recursos que la tierra nos ofrece para vivir. En este número examinamos cómo podemos conseguirlo, a partir del lugar donde puede tener mayor impacto el reducir su huella de carbono así como ahorrar dinero: su casa.

Hacer una auditoría energética de su casa es evaluar cuanta electricidad usan sus electrodomésticos y calcular la cantidad de aislamiento en su casa para ver cuanta se escapa debido a un aislamiento deficiente. Una auditoría energética le mostrará el panorama de cuanta energía se desaprovecha y la falta de eficiencia energética de sus electrodomésticos y aislamiento.

Hacer una Auditoría Energética
Es bastante sencillo de hacer en su casa. Es fácil comprar un metro de potencia que mide los vatios que usan diversos electrodomésticos cuando los enchufa en él. Habría que incluir todo: lavadora, lavavajillas, TVs, estéreos e incluso la plancha. Muchos de esos electrodomésticos chupan energía, incluso cuando están en standby, si necesita un incentivo para asegurarse de que están completamente apagados cuando no se usan, una auditoría le ayudará.
 
Las luces pueden gastar casi un tercio de la factura de la luz, y aunque no se puede medir con un metro de potencia es fácil hacer una estimación. Sólo tiene que multiplicar el número de horas que cada bombilla está encendida al día por los watios (60 w multiplicado por cuatro horas nos da 0,24 kwh o 240 wh, por ejemplo). Haga eso para cada bombilla de la casa y tendrá el uso de un día. Multiplíquelo por 365 para la cantidad anual, luego calcule su gasto multiplicándolo por el precio de la luz. Kal Saber de Pretasol recomienda cambiarse a las luces LED cuando sea posible. “Las bombillas de baja energía son un gran cambio sobre las incandescentes, pero la LED es todavía más eficiente en energía y recuperará la inversión con creces.”
 
Para poner eso en un contexto real mundial, imagine una luz de seguridad en una casa o muro de garaje con una bombilla incandescente de 100 w. Vamos a poner que se deja encendida todo el día, cada día del año. Luego suponga que se reemplaza por una bombilla eficiente en energía LED. ¿Cuánto va a ahorrarle eso? Una bombilla incandescente de 100 w 24 horas al día, 365 días al año suma 8.760 horas cada año. Multiplique los watios de la bombilla por el número de horas: consume 876.000 wh de electricidad. Mil watios hora es un kw hora y es la unidad de medida que la mayoría de empresas eléctricas usa para cobrarle la electricidad. En este caso la bombilla usa 876 kilowatios hora (kwh) al año.
 
La bombilla LED que instale usa 10% de la electricidad de una bombilla incandescente. Al cambiar la bombilla su uso de electricidad baja de 876 a 88 kwh al año. Si paga 12 céntimos por kwh su factura anual para esta bombilla bajará de 105,60€ a 10,56€, un ahorro de 95,04 al año.
 
La revolución solar
La placa solar térmica es una tecnología infrautilizada si consideramos el potencial en España. Como fuente de ahorro energético reduce la necesidad de electricidad o gas al ofrecer agua caliente sanitaria. Una placa solar puede suministrar del 5080% de las necesidades de agua caliente de casas y negocios típicos. Según escasee más el petróleo y el gas natural y cueste más, mucha gente mirará al sol para cubrir sus necesidades de energía. El agua caliente consume como un 30% de la factura media de un hogar según la Junta de Andalucía. Según baje la producción de gas natural y suban los precios se espera que el coste del agua caliente suba mucho. Reconvertir una casa a ACS solar le puede ahorrar mucho dinero y aliviar la presión sobre el ciclo de producción energética global. 
 
Con subvenciones disponibles para quien instale sistemas solares hay un incentivo añadido y empresas como Pretasol incluyen la subvención en el precio. “Básicamente el cliente paga por el sistema a un precio reducido y recuperamos la subvención de la Junta, siendo más fácil para el cliente,” continuó Kal.
 
El ahorro al aplicar medidas y comprar aparatos de ahorro de energía podría ser de decenas o cientos de miles de euros durante una vida. Incluso para gente que piense instalar tecnologías de energía renovable en el hogar, el primer paso debería ser hacer una auditoría energética del hogar y aplicar tácticas de conservación de energía. Así la tarea de hacer funcionar la casa con energía renovable será más fácil y económica. ¿Por qué gastar 30.000€ en un sistema eléctrico solar cuando una inversión de 2.000€ en conservar energía significa que sólo necesita instalar un sistema más pequeño y barato que cuesta 15.000€?
 
Info:
Pretasol
952 794 655
www.pretasol.com
 

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Tierra Integral and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *