Málaga: Ciudad de yoga

El yoga es una disciplina oriental de extensa implantación en Occidente. Hoy en día es común encontrar cursos de yoga en cualquier esquina del continente europeo. En Málaga, la oferta es cada vez más variada. Lejos quedan ya los inicios del yoga en la ciudad, allá por 1978, cuando Enrique Moya fundó el ahora llamado centro Yantra. Pero no sólo crecen las iniciativas privadas, sino que en los últimos años, el Ayuntamiento de la capital malagueña ofrece cursos de yoga en cinco de los diez distritos de la capital.
 
El Aula de Formación Ciudadana ofrece desde enero de 2006 alrededor de 30 cursos y talleres, entre los que se incluye la práctica del yoga, en dos niveles. Así, tanto las personas que se acercan por primera vez a esta disciplina como los adeptos más avanzados, pueden disfrutar de los cursos ofrecidos por el Ayuntamiento. La formación está dividida en dos bloques y se desarrolla de octubre a diciembre y de febrero a junio. Los cursos están subvencionados por el Ayuntamiento de Málaga, debiendo el alumno pagar 18 ó 30 euros, dependiendo del bloque, en concepto de matrícula. Esto hace que el coste del curso de yoga sea de tan solo 6 euros al mes. Las clases se imparten dos días por semana y cada una tiene una duración de hora y media. Cualquier ciudadano residente en Málaga y mayor de 18 años puede solicitar una plaza en este curso acudiendo al Centro de Servicios Sociales Comunitarios más cercano a su domicilio o rellenando la inscripción on-line en el apartado “Participación Ciudadana” de la página web del Ayuntamiento de Málaga (www.malaga.eu).
 
Reyes San Martín es la profesora encargada de impartir las clases de yoga en los cinco distritos: Málaga Este, Centro, Palma-Palmilla, Cruz de Humilladero y Puerto de la Torre. En las clases, Reyes suele enseñar el yoga de la escuela Sivananda, aunque a veces también se practica yoga en pareja o incluso danza yoga. Reyes destaca “la labor social y de difusión del yoga a través de estos cursos” y señala que “los alumnos suelen recomendar los cursos a sus familiares y vecinos”, con lo que el yoga se va extendiendo poco a poco por la ciudad.
 
Sin embargo, si lo que estás buscando es flexibilidad de horarios en pleno centro de Málaga, la mejor opción es la YogaSala. Joaquín García Weil es el encargado de este centro, en el que la flexibilidad de horarios es tenida muy en cuenta. Pagando la mensualidad, que asciende a 55 euros, el alumno puede asistir a clase cuantas veces quiera, a la hora que quiera, dentro de unos horarios establecidos que suman un total de 18 horas a la semana. Situada en la Calle Moreno Monroy, n°5, planta 3°, junto a Calle Larios, a la YogaSala no sólo acuden estudiantes, jubilados y funcionarios. Es también un lugar de encuentro para trabajadores de las inmediaciones que, atraidos, entre otras cosas, por la flexibilidad horaria, practican yoga en este encantador enclave con vistas a la Catedral.
 
Joaquín es el profesor titular del centro y lleva 9 años enseñando yoga en Málaga. En la YogaSala, según nos comenta el propio Joaquin, se enseña “yoga clásico según los principios de Patanjali, basado en la práctica de asanas (ejercicios físicos) y pranayamas (atención a la respiración)”. Además, desde este año, Isabel Martínez está enseñando en el programa “1 hora de yoga en en centro de Málaga” que, tal y como nos indica Joaquín, “consiste en la enseñanza del yoga por las mañanas, antes del horario de oficina y comercio, y al mediodía en la pausa del almuerzo, para que las personas que trabajan en la zona puedan aprender y practicar yoga”. También se ofrece en la YogaSala el Curso de Formación en Yoga Dinámico, impartido por José Luis Cabezas, y Yoga para embarazadas, a cargo de Carolina Pino. Además, para los alumnos más avanzados, Joaquín imparte una clase especial los viernes.
 
En la recién remodelada YogaSala, con capacidad para 25 personas, también pueden disfrutarse otra serie de actividades complementarias a la práctica del yoga. Así, un taller de técnicas yóguicas de relajación es impartido por Joaquín tres o cuatro veces al año. Además, en primavera y otoño, cuando el clima es más propicio para la práctica del yoga al aire libre, la YogaSala organiza los llamados “Fines de Semana de Yoga y Relajación” en el Hotel Kadampa. Joaquín considera que en Málaga hay una buena oferta de yoga, con excelentes profesores, tanto veteranos como jóvenes. Sin embargo, también señala que el yoga tiene aun mucha capacidad de expansión en la capital.
 
Para más información, visita el blog www.yogasala.blogspot.com 
O envía un email a yogamalaga@yahoo.es

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Vida Sana and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *