Susurrar a los Caballos: el caballo para el desarrollo personal

“La actitud hacia el caballo es un reflejo de la actitud hacia nosotros y hacia los demás,” dice Martine D. que se especializa en el asesoramiento equino con el caballo para ayudar a la persona a descubrir su yo interior, y, con la Técnica de la Libertad Emocional que se libere de los patrones negativos de conducta.

Martine cree que en el pasado vivimos en armonía con los animales y su trabajo está diseñado para recuperar esa habilidad de comunicarnos con ellos. La civilización racional con su énfasis en las posesiones y educación nos ha separado de las raíces y de la conexión con la Madre Tierra, lo que puede llevar a un comportamiento desequilibrado. Sus cursos ayudan a la gente a reconectar.

La técnica que se usa ayuda a la gente a domar o a familiarizarse con el caballo, al tiempo que se vuelve más bondadosa, afirma su propio patrón de comportamiento y actitud frente al caballo y no es agresiva o violenta con él, ella misma u otros. La idea es restaurar los dones y talentos naturales, el instinto y la intuición de la gente, a responsabilizarse de aprender el lenguaje y la comunicación con el animal. También es importante aprender, entender y respetar su sicología, formas de expresión y relación y a desarrollar nuevas formas de comunicarse con ellos.

Al comunicarse con un caballo, la gente desarrolla su comunicación no verbal, con calma, claridad y consistencia, con dulzura para provocar la respuesta o ayuda que queremos de él. Durante el curso es importante observar al caballo, sus necesidades, sus limitaciones y enseñarle a respetar el espacio del entrenador, sin miedo y sin violencia. Los caballos son tan empáticos que reconocen lo que está pasando y no hay necesidad de más entrenamiento. Normalmente las reacciones instintivas defensivas del animal están causadas por la falta de conocimientos básicos miedo por parte del humano.

A menudo, cuando hay falta de comprensión, los miedos y las frustraciones humanas generan violencia. Las reacciones violentas de los animales también se deben a sus miedos, sus frustraciones y traumas. El objetivo es crear soluciones cuando el caballo no hace lo que le pedimos, analizar nuestro comportamiento y actitudes y cómo adaptarnos o modificarlas. Muy a menudo somos responsables de la falta de cooperación del caballo, por lo que habrá que desarrollar una estrategia que incluya la paciencia, la dulzura, la firmeza, pruebas y algunos trucos.

‘La doma’ crea una relación emocional, seguirdad y dependencia con el caballo, y es mejor que sea una relación positiva. Tenemos que instaurar un sistema de recuperación y premios, según el criterio del caballo y no el nuestro. Y nunca usar la violencia como castigo. El concepto del curso es acercar a la gente al caballo e ir más despacio, eliminar tensión, mirar, pensar, reflexionar y crear soluciones positivas que a menudo son simples y divertidas, para que el caballo decida por si mismo actuar cómo queremos trabajar juntos. Llegado este punto logramos la armonía y el disfrute, la maestría sobre nosotros mismos y nuestros impulsos.

Martine D.
Comunicación no violenta, trabajo intuitivo y chamánico con caballos. Sicoterapia y Asesoramiento equino con caballos.
Tenerife Bélgica Francia España
www.martined.net

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Mente Abierta and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *