Un nuevo enfoque de preparación al parto

María, como fisioterapeuta y después de una trayectoria que podríamos llamar clásica, hace unos años decidiste ahondar en los temas del embarazo y del parto ¿Por qué?
Verás Anick, soy madre de dos hijos. Mi primer parto fue de los que los profesionales llamarían normal dentro del protocolo hospitalario (administración de suero con oxitocina al ingresar, anestesia epidural, episiotomía, corte rápido del cordón umbilical antes de que hubiese dejado de latir…). Cuando tuve a mi segundo hijo, por las circunstancias del lugar y del momento, tuve oportunidad de “vivir” mi parto con más intensidad y más naturalidad. Este hecho, cambió radicalmente mi perspectiva como mujer, como madre y como profesional de la salud.

¿María, cual sería para ti, un parto ideal?
Según la asociación El parto es nuestro, a la cual pertenezco, y recogiendo su definición de lo que es el alumbramiento, podríamos decir que “el parto es un proceso fisiológico normal en el que los aspectos emocionales son fundamentales y deben ser respetados. Es un acontecimiento íntimo y único en la vida de una mujer en el que deberíamos tener el papel protagonista y no quedar reducidas a un objeto pasivo de prácticas quirúrgicas. La mujer tiene derecho a ser consultada sobre las intervenciones a las que va a ser sometida y recibir información sobre sus consecuencias y las alternativas existentes, ya sea en el caso de parto natural o con epidural. Ciertas pautas rutinarias han sido duramente criticadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Aunque estas prácticas no están indicadas en partos de bajo riesgo (el 90% de los partos son de bajo riesgo), en los hospitales se utilizan de forma generalizada, aunque cada vez más se tiende al parto respetuoso y humanizado. En cuanto a los aspectos emocionales, la mujer debería sentirse segura, apoyada y reconfortada. Ciertas actitudes y frases desconsideradas, recibir un trato humillante o ser ignoradas ha hecho que muchas mujeres hayan vivido el parto de forma traumática.”

María, de hecho, me parece que la OMS ha redactado unas recomendaciones específicas sobre el parto ¿Podrías comentárnoslas?
Sí, estas recomendaciones son muy claras y, además, son sencillas. Aquí están:

RECOMENDACIONES DE LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD (OMS)
“Toda mujer tiene el derecho fundamental de recibir una atención prenatal apropiada y tener un papel central en todos los aspectos de esa atención. Los factores sociales, emocionales y psicológicos son decisivos.
· Debe darse a conocer entre el público atendido en los hospitales información sobre las prácticas de los mismos en materia de partos (porcentajes de cesáreas, etc.)
· No existe justificación en ninguna región geográfica para que más de un 10% al 15% sean por cesárea.
· No existen pruebas de que se requiera cesárea después de una cesárea anterior transversa del segmento inferior. Por lo general deben favorecerse los partos vaginales después de cesáreas.
· No existen pruebas de que la vigilancia electrónica del feto durante el trabajo de parto normal tenga efectos positivos en el resultado del embarazo.
· No está indicado el afeitado de la región púbica ni los enemas.
· Las embarazadas no deben ser colocadas en posición de litotomía. Se las debe animar a caminar durante el trabajo de parto y cada mujer debe decidir libremente la posición que quiere asumir durante el parto.
· No se justifica el uso rutinario de la episiotomía (incisión para ampliar la abertura vaginal)
· No deben inducirse (iniciarse por medios artificiales) los partos por conveniencia. La inducción del parto debe limitarse a determinadas indicaciones médicas. Ninguna región geográfica debe tener un índice de trabajos de parto inducidos mayor al 10%.
· No se justifica científicamente la ruptura artificial de membranas por rutina.
· El neonato sano debe permanecer con la madre cuando así lo permita el estado de ambos. Ningún procedimiento de observación del recién nacido justifica la separación de la madre.
· Debe fomentarse el inicio inmediato del amamantamiento, inclusive antes de que la madre salga de la sala de partos.
· Deben identificarse las unidades de atención obstétricas que no aceptan ciegamente toda tecnología y que respetan los aspectos emocionales, psicológicos y sociales del nacimiento.”

María, háblanos de tu trayectoria como fisioterapeuta.
Después de trabajar varios años con niños con problemas neurológicos así como con personas mayores y después de mi experiencia personal, decidí completar mi formación de forma que pudiese orientar adecuadamente a las mujeres durante su embarazo para, llegado el momento, tener un parto más “humano” en el cual se integraría la idea del respeto máximo al bebé. También me interesa resaltar los distintos cambios que se dan en la mujer embarazada y la importancia de que estos cambios se den de forma óptima. Uno de los objetivos principales de este curso de Nuevo enfoque de preparación al parto es sobre todo, y aquí hago mucho hincapié, la integración del periné en el esquema corporal. Se trata de que la mujer tome conciencia de esta parte de su cuerpo, tan importante a la hora de dar a luz. Esta preparación permite a la mujer ser una protagonista consciente del trabajo que desarrolla su cuerpo en estos momentos únicos, tanto para ella como para su bebé.

Hay también una pregunta que nos hacemos frecuentemente y es referente a la posición que debemos adoptar para que se desarrolle adecuadamente y con más facilidad el trabajo del parto ¿podrías aclararnos las dudas en cuanto a la posición ideal para dar a luz?
Sobre este punto me gustaría resaltar que en posición vertical (o posiciones de verticalidad, como es de rodillas,…) el parto dura menos. Es importante que la mujer pueda moverse libremente, sentarse o ponerse de pie. Así, necesita menos calmantes y ahorra energía; en posición vertical el peso del bebé recae directamente sobre el cuello de la matriz, de forma que acelera la dilatación, al provocar contracciones más eficaces. La parturienta tiene más fuerzas cuando está sentada, de rodillas o en cuclillas porque puede coordinar mejor la respiración con las contracciones y los pujos, se oxigena mejor al bebé, etc…Sin embargo, una mujer tumbada con los pies en alto sobre los soportes metálicos se convierte en una espectadora pasiva de su propio parto. Cuando una mujer está tumbada, el niño debe hacer una difícil y no fisiológica curva hacia arriba, para pasar por el canal del parto.

María ¿puedes decirnos concretamente lo que este novedoso curso tuyo aporta a la mujer?
Mi curso de Nuevo enfoque de preparación al parto prepara a la mujer para elegir su forma de parto, con conocimiento de causa y sin miedo. Puede realizarse a partir del final del primer trimestre. Es un curso muy personalizado con sesiones individuales a domicilio, en el hogar mismo. Hay una parte teórica, sobre el embarazo y los cambios que se dan en la mujer con las consiguientes pautas de higiene, nutrición, recomendaciones,… y una parte práctica en la cual, primero, hago una valoración física para posteriormente enseñar las pautas específicas de cuidado personal, adaptadas a las necesidades de la mujer y para realizar en casa.

Nos dices que las sesiones se hacen a domicilio ¿Por qué?
El hecho de realizar las sesiones a domicilio facilita la organización de la vida familiar y laboral de la mujer, y es muy importante no renunciar a esta opción, muchas mujeres deciden no hacer esta preparación al parto por no poder compaginar estos aspectos. De esta forma también, hay una atención mucho más personalizada.

¿Cuales son los beneficios de este curso?
Los beneficios de esta preparación son muy positivos ya que la recuperación física posparto es más rápida, disminuye la posibilidad de desgarro del periné con lo cual disminuye también la posterior posibilidad de incontinencia urinaria (con los traumas psicológicos que conlleva) y hay menor necesidad de realizar una episiotomía con lo cual la recuperación es mucho más rápida (¡las mujeres que ya han dado a luz saben que una episiotomía le puede obligar a una a llevarse un flotador a todas partes, durante semanas, para poder sentarse!). Desde el punto de vista psicológico, hay una gran diferencia para la mujer, para su hijo y para el padre que acompaña: el parto se convierte en una vivencia entrañable.

Muchas gracias, María. Creo que hemos tocado la mayoría de los temas importantes pero ¿quieres añadir algún comentario?
Sí, ya que tengo la oportunidad, me gustaría recalcar que existe lo que se llama un “Plan de parto”. Este Plan debería ser incorporado a la historia Clínica.

¿Y de qué se trata?
La verdad, muy pocas mujeres saben de ello. Este Plan se realizará por aquellas gestantes que quieran expresar, de forma anticipada, sus preferencias en relación a la atención que les gustaría recibir durante el parto y puede ser revocado, en parte o en su totalidad, por lo que finalmente exprese la mujer durante el transcurso de su parto. Esta carta (el Plan) deberá enviarse, por parte de la mujer embarazada, al director del centro hospitalario con copia al jefe de la unidad de ginecología y obstetricia del mismo centro, especificando claramente que desea tener “libertad de movimientos y de postura, un ambiente tranquilo y silencioso, no recibir oxitocina, tener el contacto piel con piel con su hijo o hija nada más nacer, etc…” siempre que no existan situaciones que justifiquen otro tipo de actuación.

Muchas gracias, María, por habernos dedicado este tiempo y por las importantes informaciones que nos has dado.
María Rivera Rodríguez pertenece a la asociación “El parto es nuestro” así como a la Asociación Española de Fisioterapia en Pelviperineología.

María Rivera Rodríguez.
Fisioterapeuta Col. nº1975
Móvil: 607 426 717

El Parto es Nuestro es una asociación que trabaja para promover las recomendaciones de la OMS y conseguir una atención materno infantil más respetuosa y segura. Ofrecen información sobre el parto y prestan apoyo a mujeres que han sufrido experiencias traumáticas. Contacto a través de la web
www.elpartoesnuestro.es

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Mente Abierta and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *