15-M -Democracia Real Ya

Democracia Real Ya

Los llamados “indignados” llevan ya semanas en boca de todos, pero son muchos los que aún no saben quiénes son, qué piden, por qué se manifiestan… ¡Bienvenidos a la Spanish Revolution! Todo empezó a materializarse el pasado 15 de mayo, día en el que se convocaron manifestaciones en más de 50 ciudades españolas. Las revueltas árabes, las protestas en Islandia y la publicación del libro ¡Indignaos!, de Stéphane Hessel, fueron algunas de las semillas que germinaron en las redes sociales. Fue entonces cuando miles de personas salieron a las calles, cada uno con su razón particular para estar indignado, convocados por la plataforma ciudadana ¡Democracia Real Ya! Al término de la manifestación más multitudinaria, en Madrid, un grupo de personas decidió quedarse a dormir en la Plaza del Sol de la capital madrileña. El intento de desalojo por parte de la policía hizo de efecto llamada y, al día siguiente, ya había cientos de personas acampando en las plazas de las principales capitales españolas, incluida Málaga.

Al poco tiempo se habían creado comisiones de trabajo, unas para mantener una organización dentro de las propias acampadas (cocina, limpieza, respeto) y otras para hacer llegar el movimiento al máximo de gente posible (información, comunicación, movimiento obrero, barrios y pueblos). Espontáneamente, se realizaron asambleas a diario (en Málaga capital, a las 19:00 en la Plaza de la Constitución), donde quien quisiera podía expresar su malestar, su indignación, sus propuestas de cambio. Asambleas en las que se debaten propuestas, en las que todo el que quiere tienen la palabra y en las que el objetivo es el consenso, sin prisas. Fueron convocadas manifestaciones semanales, a las que acudieron miles de personas y se fueron concretando las propuestas, los puntos por los que luchar: reforma electoral para una ley electoral más representativa y proporcional, lucha contra la corrupción política, separación de los poderes públicos y creación de mecanismos de control ciudadano sobre los políticos. En definitiva, una democracia real que no se limite a votar cada cuatro años, sino que establezca mecanismos de participación ciudadana como, por ejemplo, referendums en los asuntos de más importancia y más facilidad en los mecanismos de propuesta ciudadana.

En Málaga, como en el resto de ciudades españolas, las asambleas fueron poco a poco expandiéndose a los barrios y a los pueblos. A día de hoy, hay asambleas semanales en Marbella, Estepona, Fuengirola, Torremolinos, Ronda, Antequera, Coín, Alhaurín de la Torre y en la Axarquía, donde cada semana la asamblea se celebra en un pueblo distinto. En Málaga capital casi todos los barrios cuentan con una, desde Churriana hasta El Palo. Pueden encontrar información sobre el lugar y la hora de las asambleas en malaga.tomalaplaza.net.

¡Democracia Real Ya! convocó su segunda manifestación el 19 de junio, cuando partieron manifestantes desde los principales barrios de Málaga, confluyendo todas ellas frente al Ayuntamiento de la capital, desde donde inició la manifestación más multitudinaria hasta la fecha. Alrededor de 25.000 ciudadanos se manifestaron pacíficamente, portando pancartas con lemas ingeniosos, al grito de “Lo llaman democracia y no lo es”, “No hay pan para tanto chorizo”, “¿Por qué manda el mercado si no lo hemos votado?” y otras muchas consignas. Ese mismo día, la acampada de Málaga se levantaba, después de un mes de existencia, no para desaparecer, sino para expandirse. Para seguir con la labor de descentralización del movimiento, para ir a cada barrio, a cada pueblo, a cada ciudadano.

Una semana después, empezó en Málaga la “marcha indignada” hacia Madrid, donde confluyeron el 23 de julio las marchas que habían partido desde el sur, el este y el norte de España, celebrando asambleas en todos los pueblos y ciudades por la que pasaban. A ellas se fueron sumando miles de indignados de toda España hasta llegar a la capital de España. Para el 15 de octubre, ¡Democracia Real Ya! ha convocado otra manifestación que pretende movilizar a las principales ciudades europeas y mundiales.

Si quieres mostrar tu indignación, si crees que el cambio es necesario y posible, si tienes ideas que compartir, únete al movimiento en tu pueblo, en tu barrio. Ve a la asamblea más cercana, escucha, participa. Pon tu granito de arena porque esto lo vamos a cambiar entre todos. Porque si los de abajo se mueven, los de arriba se caen…

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Mente Abierta and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *