Calidad de Vida: El sistema Linfático – Al arbol de la Vida II

En el último número los detectives de la salud exploraron el principal sistema de purificación, el linfático, que le quita las toxinas a los tejidos. En este examinan si este sistema vital está funcionando bien. Los lectores regulares saben que desde el primer día empezamos a oxidarnos y pudrirnos. Cuando cortamos una manzana se pone marrón enseguida, i.e se oxida. En el cuerpo los radicales libres atacan a los tejidos y órganos y empieza la oxidación, por lo que es crucial para mantener una buena salud que minimicemos este proceso.
  
Los radicales libres, la espada de doble filo
  
Los radicales libres se generan sólo por vivir y respirar, esas son las malas noticias. Pero también hay un lado positivo, ya que los radicales libres se producen por exposición a las toxinas, los virus, gérmenes u hongos. Son una parte activa del sistema inmunológico y algunos contienen oxígeno extra para destruir a los intrusos mediante el proceso de oxidación. Para crear estos radicales libres las células necesitan oxígeno extra y es por eso que el ejercicio, la comida que maximiza la producción de oxígeno y el mantener el pH correcto son tan importantes. Volviendo a las malas noticias: después de producir radicales libres para auto protegerse, las células pueden convertirse en blancos.
  
Cuando los radicales libres atacan a las células desprotegidas, alteran el trabajo del ADN, que a su vez dirige las actividades celulares claves. Las células estropeadas ya no pueden ser buenas conductoras de la energía vital eléctrica, se estancan y pueden volverse sitios donde se desarrolle la enfermedad degenerativa y el cáncer. Este tipo de daño acelera el proceso de envejecimiento, es causa directa de las arrugas y manchas de la edad y carga al sistema inmunitario. Los radicales libres también responden al estrés del estilo de vida así como a los químicos en el aire, agua, radiación, humo del tabaco y una nutrición pobre (demasiadas grasas y aceites, margarinas y comida del microondas).

Fotos de Sangre Seca – la huella del óxido
El uso de un microscopio potente para examinar la Sangre Seca y educar al paciente tiene la habilidad única de poder observar la actividad de los radicales libres. Este procedimiento se llama ‘Análisis de Estrés Oxidante de la Sangre Seca’ y es una gota de sangre de la punta de un dedo colocada sobre una platina de vidrio en una serie de capas. La sangre es un indicador interesante de la salud y la actividad de los radicales libres impacta sobre la morfología de la sangre. Cuando los radicales libres atacan se dañan las células. Lo que está entre las células y las mantiene juntas es el intersticio o matriz extracelular y, con el ataque de los radicales libres a las células, la actividad de las enzimas se altera y la matriz extracelular sufre. Fragmentos solubles al agua de esta matriz entran en el torrente sanguíneo y alteran la cascada coagulante de la sangre. Cuando eso ocurre vemos que la sangre no se coagula perfectamente.
 
Este es un mecanismo que puede alterar una pauta “normal” de la sangre. El leer las capas de la Sangre Seca es como leer una mancha de tinta y puede revelar mucho sobre el estado general de la salud. La sangre de una persona sana tiene una coagulación uniforme y está bien conectada. En una persona con problemas de salud y exceso de radicales libres, el perfil de las capas de Sangre Seca será discontinuo y mostrará charcos de proteína blanca polimerizada. Como más radicales libres o estrés oxidante, más desconectada está la capa de sangre seca. Ver el recuadro para una descripción de un análisis sano o enfermo.
   
Que eso le informe y eduque en su camino hacia la Salud, Vitalidad y Bienestar.
  
Los Radicales libres son átomos, moléculas o iones con electrones no apareados en una configuración de concha abierta. Pueden tener carga positiva, negativa o neutra. Los electrones no apareados causan que los radicales libres sean reactivos químicamente. Si circulan libremente se cree que están conectados con las enfermedades degenerativas y el cáncer.

Esta articulo es parte de un serie – puede leer más
aqui

INFO:
Pernille Knudtzon, MD
Tel: 678 253 510
drpernilleknudtzon@gmail.com
 

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Vida Sana and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *