Los edulcorantes artificiales – La decepción dulce

Es casi imposible entrar en una tienda de autoservicio o restaurante sin que nos ofrezcan una dosis de edulcorante artificial como el aspartamo. No se puede comprar chicle ni una caja de caramelos de menta sin tener que leer la etiqueta con cien ojos, porque no es siempre obvio que un producto contenga aspartamo. ¿Quiere excitotoxina con su café o yogur de frutas? ¿Sabe siquiera lo que son las excitotoxinas? Son sustancias químicas, como el aspartamo, que causan que las neuronas se disparen espasmódicamente, lo que finalmente quema o daña las neuronas. Décadas de investigación apoyan la creencia de que el aspartamo causa dolores de cabeza considerables, a veces debilitantes, e incluso enfermedades más graves.

La gente que bebe refrescos desde hace años argumenta que nunca ha tenido un dolor de cabeza por su causa. Pero la experiencia puede cambiar si para de usar el aspartamo durante unos meses y vuelve a tomarlo de nuevo, su sensibilidad al producto químico se despertaría y los dolores de cabeza serían más probables. Además, toda la gente delgada que conozco (y me incluyo) no tocaríamos ni refrescos light ni con azúcar, sencillamente están fuera del menú para cualquiera que esté interesado en su salud.

Pero el problema con el edulcorante artificial hoy en día es su uso exorbitado en la comida baja en hidratos de carbono: la sucralosa se usa en casi todas las barritas, bebidas, snacks, recetas o platos. Y posiblemente tenga el mismo efecto que el aspartamo: enseña al cuerpo a consumir en exceso hidratos refinados genuinos cuando los encuentra. El fabricante, comercializador y otros con intereses financieros han convencido con éxito a millones de consumidores de que los productos químicos que usan en los productos edulcorados son seguros. Pero quizá no sea el caso.

El consumo elevado de azúcar también puede llevar al agotamiento adrenal, cuyos síntomas comunes incluyen sentirse mental y emocionalmente estresado, antojos de azúcar y sal, cambios de humor y sentirse débil y letárgico.

Las mejores alternativas
Stevia, apta para la gente que tiene cándida y para la diabetes con moderación
Xilitol, no aumenta el nivel de azúcar en sangre, anti bacteriano y de hecho ayuda a prevenir la caries.
Miel, recomiendo la de Manuka, o miel cruda en pequeñas cantidades
Eritritol
Siropes de ágave, dátil, arroz y sólo en moderación

El azúcar moreno es un ardid, sólo es azúcar blanco con un colorante marrón y un saborizante añadido. Busca la panela, el azúcar de caña no refinado.

INFO:
Biocasa
www.biocasahealth.com

Tel: 951 713 575

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Vida Sana and tagged , . Bookmark the permalink.

Los comentarios están cerrados.