Calidad de vida: plan de acción de 7 pasos para una vida más sana

En el mundo moderno tenemos acceso a mucha comida y bebida diferente de todo el mundo, pero el arte de vivir sano es comer y beber de forma simple y no caer en malos hábitos como comer en exceso. Parece que estamos programados para comer cada vez que hay comida en la mesa, como un viejo instinto que nos dice que comamos por si acaso, para los malos tiempos. En ‘occidente’ nos enfrentamos al riesgo de comer demasiado y estar desnutridos. Es como que estamos hambrientos mientras nos engordamos. La investigación demuestra que los pueblos ‘primitivos’ como los nómadas y los Hunza, que comen moderadamente, están más sanos y viven más años que otros pueblos.
Los detectives de la salud han descubierto varios denominadores comunes para una buena salud y en los próximos números ofrecerán su plan de acción de los 7 pasos para una vida más sana.
1. Hidratación
2. Comida verde
3. Respiración
4. Movimiento / Ejercicio
5. Aceites
6. Sueño
7. Equilibrio emocional
Con el verano ya en lo alto empezamos el primer capítulo sobre la hidratación.
1. Hidratación
El 70% del peso corporal es agua, por lo que en una persona de 70 kgs., casi 50 kgs son líquido. Y para mantener la hidratación se precisa agua. Una caída de fluido corporal del 5% causa una pérdida de energía del 25 – 30% en la mayoría de personas. Incluso una deshidratación leve ralentiza el metabolismo un 3%; cuando considera eso, puede ver que la rehidratación apoya la pérdida de peso.
La hidratación adecuada es esencial para toda función corporal (si el fluido baja un 15% morimos) y la deshidratación es la causa raíz de muchos síntomas. Desde una simple sed a una depresión, cáncer, obesidad, fatiga, bulimia, problemas digestivos y de piel, etc., la deshidratación puede no ser la única causa pero pueden ser los síntomas de una deshidratación repetida y diaria.
Eso se puede cambiar fácilmente. Sólo el simple acto de beber suficiente agua diariamente, puede tener un efecto profundo en nuestra vida.
El agua ayudará sin duda con la pérdida de peso, ya que el agua limpia las toxinas ácidas del sistema y optimiza el metabolismo. El grito de sed del cuerpo a menudo se confunde con hambre, lo que lleva a comer en exceso.
La mayoría de la gente necesita de 3 a 4 litros al día, que parece mucho pero una vez se habitúa uno no es demasiado difícil de conseguir. La cantidad se calcula por el peso corporal: 1 de agua por 18 – 20 kgs de peso, por lo que una persona de 70 kgs precisa de 3,5 a 3,8l al día.
Si bebemos esta cantidad al día es importante que la calidad sea la mejor posible. Beber 3 – 4 litros de agua embotellada hidratará y tendrá algún beneficio, pero un agua rica en minerales, sin toxinas, filtrada y con un pH superior al 7 (mejor entre 8 y 9) es mejor.
Cuando el agua es así podemos en verdad notar la diferencia. La mayoría de la gente ha oído que el agua filtrada es buena o que debería beber una buena agua mineral. En artículos pasados hemos hablado del equilibrio alcalino – ácido en el cuerpo (ver Su cuerpo como pecera en www.lachispa.net). Beber agua que es ligeramente alcalina supone una enorme diferencia para optimizar la salud y limpiar residuos y toxinas.

RECUADRO
Como el cuerpo es alcalino por diseño y ácido por función, TIENE que mantener el pH de la sangre, células y otros fluidos a nivel levemente alcalino (pH 7,365) y hará CUALQUIER COSA para mantener este equilibrio del pH. Para hacerlo, el cuerpo llama a su reserva de protectores alcalinos, para que neutralicen el ácido que ingerimos o creamos con los procesos corporales. La reserva de protectores se agota muy fácilmente porque la mayoría comemos y bebemos ácido en exceso. Para ponerlo en contexto, la escala del pH es logarítmica por lo que un pH 6 es 10x más ácido que un pH 7 y el pH 5 es 100x veces más ácido que el pH 7 y el pH 4 es 1000x más ácido. Por ej. la Cola tiene un pH de entre 2 y 3. Así verá que una dieta llena de carne, lácteos, refrescos, alcohol, etc. agota rápidamente estos protectores.
Cuando los protectores se han agotado y continuamos ingiriendo más ácidos ¿qué ocurre? El cuerpo se ve forzado a extraer minerales alcalinos lo que causa muchos problemas, si el cuerpo está siempre extrayendo la reserva de calcio para neutralizar el ácido que consumimos, aparece entonces la osteoporosis (de ahí la investigación que relaciona el beber cola con la osteoporosis).
Ese es sólo un ejemplo. Otro resultado es que el cuerpo también retiene la grasa que le sobra para proteger a los órganos del daño causado por un estado ácido. Otro es que si ingerimos altos niveles de azúcar, este fermenta en la sangre, creando más ácidos y residuos ácidos, lo que alimenta el azúcar que fermenta en bacteria, levadura y hongos, creando más residuos ácidos y así se crea un círculo vicioso ácido. Lo que agrava el agotamiento de los protectores alcalinos y resulta en problemas de piel como eccema, tejido frágil, problemas de articulaciones, infecciones de levadura, cambios de humor, depresión, problemas de concentración y memoria, problemas emocionales, diabetes y un sinfín de otros síntomas.
Por lo que cuando llenamos el cuerpo de agua alcalino, rica en minerales, ayudamos a eliminar esas toxinas, rehidratamos el sistema, nos desintoxicamos de levaduras, hongos y mohos y elevamos el pH del entorno interno. La dieta y el estilo de vida moderno siempre nos lleva a consumir más ácido que alcalino por que al regalarle esta agua alcalina, le ayudamos a neutralizar él ácido y a retener el equilibrio.

NÚMERO DE AGOSTO SETIEMBRE
BEBE EL AGUA APROPIADA + ‘MORNING BREEZER’
Hay tres métodos para hacer agua alcalina mineralizada y libre de toxinas:
1. Usar un destilador es un método muy eficiente de purificar y alcalinizar su agua. Mata y elimina bacterias, virus, metales pesados y otros contaminantes orgánicos e inorgánicos. El agua destilada es agua que se ha convertido en vapor y luego se ha condensado de nuevo en agua. Limpia el agua y la hace ligeramente alcalina.
2. Usar un Ionizador de agua. Se ioniza el agua (se mejora eléctricamente) poniéndola en electrodos positivos y negativos. Esto la separa en alcalina (70%) y ácida (30%). Lo cual es muy beneficioso, ya que el agua alcalina se usa para beber y la ácida se usa externamente para limpiar el cuerpo, ya que está demostrado que mata muchos tipos de bacteria.
Un ionizador de agua es más caro que un destilador pero es MUCHÍSIMO más fácil de usar, ya que se engancha directamente al grifo del agua y produce agua instantánea de cualquier pH ¡en cuanto abres el grifo!
3. Añadir ingredientes alcalinos al agua

Añadir limón al agua: Siempre útil en todo momento, en casa o en un restaurante, siempre podemos pedir un limón. Al exprimir zumo de limón (o de lima) en agua, de inmediato le da un toque saludable. La limonada es muy alcalina y estupenda para ayudar a desintoxicar el hígado y los riñones.
Añadir bicarbonato: cada colmado vende bicarbonato y añadir de ½ a 1 cucharadita a un vaso grande de agua aumentará su alcalinidad. Es barato y fácil.
Añadir gotas de pH: Gotas alcalinas más concentradas ofrecen una alcalinidad intensa y sólo se necesitan unas pocas para aumentar la alcalinidad. Se pueden conseguir varios tipos.
Añadir minerales alcalinos: A veces es necesario optimizar la alcalinidad aún más intensamente, y una buena sal mineral con magnesio, calcio, sodio y potasio se puede añadir antes de acostarse.
En España hay un remedio antiguo y fácil para estar hidratado y alcalino durante el verano caluroso: exprimir un limón en 1 litro de agua, añadir 1 cucharadita de bicarbonato y 1 de sal no refinada. Eso hidratará el cuerpo, lo limpiará (el limón), mantendrá altos los electrolitos (sales) y la alcalinidad (el bicarbonato).
¿Qué más puedo beber?
Junto con el agua, añada infusiones,
jugos de verduras y bebidas verdes. Evite el agua con gas, pues el proceso de carbonatación hace que el agua tenga un pH de alrededor de un 5.
Hidrátese y que sea una costumbre
Al principio el beber más agua le hará ir mucho al baño, como si el agua entrara y saliera sin cesar. Continúe y al poco el cuerpo empieza a absorber el agua mejor. Es una buena idea preparar el agua en botellas de litro y dejarlas listas en su escritorio, en la cocina, en el coche, etc. Prepare 3 de esas por la mañana, así sabrá al terminar el día que bebió por lo menos 3 litros. Ponga una alarma, u otro recordatorio que le ayude a recordar el beber un vaso grande de agua cada hora. Es increíble cuan a menudo nos damos cuenta de repente de que es la hora del almuerzo ¡y no hemos bebido casi nada! Cuando normalmente tomaría te, café o una copa de vino, sustitúyala por un vaso de agua. Otra inspiración al principio es mantener una agenda de la cantidad que bebe, llevar un registro y ver donde están los retos y lo fácil. Sólo se tarda unas pocas semanas de hidratación adecuada para sentirse más vital y energético. Si no sirviera para nada más, el cuerpo usa hasta 2,5 litros de agua alcalina al día para mantenernos alcalinos y vivos, por lo que es una buena idea reemplazar eso por lo menos. Volvamos a lo básico: lo importante es lo que bebemos, comemos, pensamos y sentimos. Que tenga un verano sano e hidratado.

INFO:
Dr PernilleKnudtzon MD, GP
Tel: 678 253 510
drpernilleknudtzon@gmail.com

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Vida Sana and tagged , , . Bookmark the permalink.

Los comentarios están cerrados.