El arte de la Escucha potente

“La calidad de la atención a la escucha que le das a otro determina directamente la calidad del pensamiento y la expresión del otro.”

Antes de que vayas más lejos: párate y lee la afirmación de arriba tres veces más y considera lo que significa para ti. Que ‘la comunicación crea’ ya no se pone en duda. Treinta años de estudios expertos punteros en campos de la psicología transformacional y el coaching han encontrado modelos de cómo abrir el lugar de trabajo al pensamiento creativo y la innovación; para que las familias críen a sus hijos en entornos de aprendizaje claros que animan y empoderan de forma natural el libre flujo de pensar por uno mismo. La organización progresista usa el coaching para ayudar a la gente a adquirir destrezas de ‘escucha’ y ser pionera. ¿La esencia? La escucha potente no tiene otros fines, no juzga ni critica ni etiqueta; y la habilidad de usar el cuerpo, la piel, los ojos y oídos: una experiencia total para plasmar toda la comunicación del momento.

La calidad de la atención a la escucha es la presencia que compartes con el otro. Se que no se lo que el otro va a decir, por lo que cuando creo un espacio vacío prolongado en mi propia mente, observo un flujo de información nueva que viene de él, una chispa creativa en sus ojos y luz detrás de sus palabras. Mi intención es estar totalmente presente con las cualidades más altas de todo mi ser y no sólo mis pensamientos en respuesta o reacción a sus pensamientos. Debo ser consciente de que estoy danzando en la conversación donde, de hecho, ¡absolutamente cualquier cosa es posible! Pruébalo. Dale a alguien el regalo de tu presencia totalmente encarnada, y observa cómo se ilumina como si el sol acaba de brillar sobre ellos. La imaginación y creatividad son la geografía misma de nuevas posibilidades y todos podemos danzar en los paisajes liberadores de la comunicación creativa.

La escucha es una función central del elemento tierra; porque es cómo recibo, nutro, apoyo y oriento. Como con la comida, absorbo y asimilo mi diálogo, (con suerte) digiero y elimino donde hace falta. Cogerse los pulgares ayuda a armonizar el elemento tierra, sistema digestivo, proceso del pensamiento y a despreocuparse. Usar las puntas de los dedos en la parte exterior de la muñeca como se indica, limpia y calma la mente y el corazón y reduce el diálogo interior, lo que limpia el filtro interpretativo. El oído en sí está repleto de puntos de acupresión y puedes masajearlos con las puntas de los dedos (no recomendado para embarazadas). Mantén tu escucha cristalina tanto para ti como para los demás.

INFO:
sophia Rendu
Tel: 634 368 810

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Mente Abierta. Bookmark the permalink.

Los comentarios están cerrados.