Guía de proteína vegetariana

La proteína es el componente básico del cuerpo humano, hecho de aminoácidos y que ayuda a renovar los músculos, la sangre y piel, las uñas y los órganos internos. Después del agua, es la sustancia más abundante en el cuerpo, y la mayoría (de un 60% a un 70%) se halla en los músculos del esqueleto.

Hay 20 aminoácidos que se precisan para el crecimiento del cuerpo humano y todos menos ocho se pueden producir en tu cuerpo. Esos ocho, que se llaman esenciales, tienen que ser obtenidos de la comida y/o de suplementos.

Los cereales integrales son una fuente estupenda de proteína, pero la reina en cuanto a contenido de proteína es la quinoa. A diferencia de muchas fuentes de proteína vegetariana, la quinoa contiene todos los aminoácidos esenciales, lo que la convierte en una “proteína completa”. Sólo una taza de quinoa cocida contiene 18 grs de proteína y nueve de fibra.

Todas las judías, lentejas y guisantes son una excelente fuente vegetariana y vegana de proteína, en especial las alubias adzuki. Las judías negras, las de riñón, el dhal indio, el chile vegetariano, la sopa de guisantes partidos y el humus de garbanzo tienen un nivel alto de proteína.

Los frutos secos, incluidos los cacahuetes y anacardos, las almendras y nueces, todos contienen proteína, así como las semillas tales como el ajonjolí y el girasol. Aunque como la mayoría son altos en grasa, no debes convertirlos en tu primera fuente de proteína.

Seitán, tempeh y hamburguesa vegetal

El tempeh está hecho de soja fermentada, cuyo proceso convierte a la soja en una forma sana de comerla (a diferencia del tofu); tiene un gusto único propio.

Una hamburguesa vegetal contiene unos 10 grs. de proteína y 100 grs. de seitán, hecho del gluten de la harina de trigo o espelta, rico en proteína, ofrece 21 grs. de proteína.

El cáñamo (Cannabis Sativa) se reconoce como una fuente vegetariana completa y equilibrada de aminoácidos, ácidos grasos esenciales, antioxidantes naturales, vitaminas, minerales, fibra y clorofila.

Para los que se han quemado con los productos de la soja, la proteína de cáñamo puede ofrecer una conveniente y sabrosa alternativa alta en proteína. Ideal para los atletas y niños veganos.

La historia de soja:
– Actualmente la mayoría de la soja está modificada genéticamente. Si no es ecológica contendrá por lo menos algo de soja MG que puede causar alergias.
– La soja tiene toxinas naturales llamadas “anti nutrientes”, incluida la soya
toxina, las saponinas, los fitatos y oxalatos, inhibidores de proteasa, estrógenos y bociógenos, factores que pueden interferir con las enzimas digestoras de la proteína. Consumir demasiada soja puede ser un riesgo para tu salud.
– La soja puede afectar al funcionamiento correcto de la tiroides.
– La soja puede impedir la absorción de minerales.

INFORMACIÓN:
15 y 22 de abril: curso de cocina vegetariana
Biocasa
Tel: 951 713 575

biocasa.herb@gmail.com

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Tierra Integral and tagged , , . Bookmark the permalink.

Los comentarios están cerrados.