Málaga Alternativa – Málaga Comun

Tras la irrupción en el debate político y social del concepto decrecimiento, a principios de 2002, durante un encuentro en París auspiciado por la UNESCO “Deshacer el desarrollo, rehacer el mundo”, muchos son los expertos que ya corroboran que el crecimiento ilimitado no sólo no es deseable: ni siquiera es posible.

Ya no se trata de fomentar un desarrollo alternativo, sino de dar alternativas al desarrollo. Para ello, a menudo, sólo es necesario echar la vista atrás y recuperar nuevas o viejas ideas que nos enriquezcan y de paso, nos ayuden a descolonizar nuestro imaginario.

En una sociedad hiperactiva donde impera el consumo desaforado e inconsciente y donde la voluntad y la capacidad de decisión del individuo parecen estar abocadas a la voluntad de una masa autómata, surgen movimientos originales radicalmente opuestos al crecimiento obcecado que ponen en claro entredicho la ilimitación y la bondad del crecimiento económico, social y ecológico.

Un granito de arena que nos ayude a levantar el pie del acelerador. El hombre siempre ha tenido la necesidad de cambiar aquellos objetos que poseía pero no necesitaba por aquellos que realmente deseaba, de esta manera, inventó el trueque, sistema de transacción comercial en la que no intervenía el dinero. Allá por el siglo XIX, se rescataron del olvido ideas cooperativistas que han desembocado hoy en lo que conocemos como bancos de horas o nuevas formas de trueque.

Con esta intención surge en Málaga hace tres años el proyecto Málaga Común, inspirado en el modelo “ciudades en transición” y que propone otra forma de hacer economía. A través de una nueva moneda virtual, los “comunes”, se intercambia tiempo, bienes, servicios e incluso ideas! Con este sistema se consigue promover la conexión entre los individuos, dar valor a la comunidad y respetar el medio ambiente al alargar la vida útil de los productos y minimizar la cultura de comprar-usar-tirar, todo ello a través de la economía local, la creatividad, la eficiencia, el emprendimiento.

Cada intercambio tiene un valor que suele equipararse a 10 comunes/ hora, siendo 1 común equivalente a 1 euro.

¿Qué se puede intercambiar a través de Málaga común? La respuesta es amplia y variada, desde pequeños arreglos en el hogar pasando por compras de frutas y verduras mayoritariamente ecológicas y siempre locales, artículos de segunda mano, ricos bizcochos, servicios de transporte , hasta creación de páginas web, asesoramiento, formación y talleres tanto presenciales como online.

¿Y qué puedo hacer yo?
Entra en la web www.malagacomun.org, conoce el proyecto y participa!
Ya hay más de 250 personas inscritas a Málaga Común que ven en esta red una oportunidad de adquirir y vender productos y servicios de forma más justa, más equilibrada y más solidaria.

Contacto:
Silvia Montoya, Eco-Union
c/ Comedias, 4, 2º 29008 Málaga
Tlf.: 952 005 919
Silvia.montoya@eco-union.org
Twitter: @smontoyame
www.eco-union.org

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Tierra Integral and tagged , . Bookmark the permalink.

Los comentarios están cerrados.