Plan de acción de los 7 pasos para una vida más sana: Paso 1a – SAL

En el paso 1 de nuestro plan de acción de los 7 pasos para una vida más sana, examinamos la hidratación con bastante detalle. Como anejo a este paso nuestros detectives de la salud examinan el rol esencial de la sal que junto con el agua son básicos para la salud.

La sal es el ‘ión’ de la vida en el que se transporta toda la energía. Sin sal no hay vida. Sin agua ni sal no hay vida. Es así de simple. Por otro lado oímos que comemos demasiada sal, que es peligrosa y que causa enfermedades cardiovasculares, una de las principales causas de muerte en el mundo. Demasiada sal se relaciona con la tensión alta y el aumento del riesgo de derrame cerebral e insuficiencia cardíaca. Esta información también es correcta, demasiada sal puede ser peligrosa y en todo debe haber equilibrio.

Exploremos lo básico sobre la sal. Para mantener el cuerpo en funcionamiento necesitamos energía, no de cualquier clase sino ‘energía sostenible’ y eso significa sal, que el sistema matriz del cuerpo necesita para transportar la energía por todo el organismo humano. Una falta de sal es igual a una falta de energía. No se puede ni crear un pensamiento ni mover el cuerpo sin sal.

Cada célula del cuerpo es como una batería. Al bombear potasio a las células y sacar el sodio fuera se crea un gradiente eléctrico, como una batería. Esta flujo de entrada y salida de iones, este potencial eléctrico, es responsable de la comunicación entre las células. Si esta bomba no funciona, los iones se igualan y las células absorben agua, explotan y mueren. La cantidad correcta de sal es crucial para la vida.

No es una coincidencia que los fluidos corporales sean salados con sodio o que el océano sea salado son sodio y no con otro elemento, pues ahora entendemos que el sodio (sal) es uno de los fundamentos de la vida. El cuerpo contiene casi 450gms de sal y cada día necesitamos reemplazar lo que usamos para mantener la salud normal y el vigor. La sal juega un gran papel en ayudar al cuerpo a digerir la comida y convertirla en tejido vivo, así como ayudar a transmitir impulsos nerviosos que contraen los músculos.

Pero no necesitamos cualquier tipo de sal, tiene que ser una sal que es integral y no procesada, libre de yodo añadido, blanqueadores etc. La sal blanca de mesa a menudo está blanqueada y contiene agentes antiapelmazantes.

Algunas de las mejores producciones de sal se encuentran en varios sitios del mundo incluida Francia, Utah, donde las salinas del Gran Lago de Sal mezclan la combinación del deshielo que baja de las Montañas Rocosas con el agua salada del Gran Lago de Sal, y en el Himalaya. Estas sales contienen muchos otros minerales aparte del sodio y el cloro tales como el magnesio, potasio y calcio, cromio y manganeso. Algunas de estas sales integrales contienen hasta 84 diferentes minerales, creando y apoyando así el equilibrio en las sales y minerales del cuerpo.

Una persona de 70 kg puede comer de 5 a 8 gr de sal al día, pero SÓLO cuando obtiene suficiente agua al mismo tiempo. Comer mucha sal y beber demasiada poca agua puede ser un problema serio y viceversa. Cuando consideramos que la comida moderna preparada y procesada contiene mucha sal, para que sepa buena y como preservativo, el comer mucha comida procesada, encima añadirle sal de mesa y estar deshidratado es un cóctel peligroso. El consejo del Servicio Nacional de Salud de reducir la sal está muy indicado en estas circunstancias. Si eres hipertenso o tienes otras afecciones cardíacas tienes que considerar el consumo del agua y de la sal.

Es importante beber mucha agua, sal integral sana y evitar la comida procesada y preparada tanto como podamos para poder tener una vida más saludable.

Un pequeño experimento para probar cuando tienes poca energía o ansias de azúcar es comer un poquito de sal. Estas ansias no precisan de azúcar, son la necesidad de energía. Darse un chute de azúcar es como mearse en los pantalones en un frío día de invierno, primero es agradable y caliente, luego húmedo y muy incómodo. Un pico alto de azúcar hace funcionar a la insulina y el azúcar extra va a las células pero la energía es como un yoyo. Prueba la sal y mira si el ansia de azúcar se va dejando una energía renovada y sostenible. Esto también vale para el deporte cuando quieres algo de chispa, toma sal. A menudo es mejor que esas bebidas energéticas sintéticas, llenas de aditivos y azúcar.

En el pasado la sal era más valiosa que el oro para los humanos
Los manuscritos antiguos nos dicen que hace más de 5000 años los chinos obtenían sal al hervir y evaporar la ceniza de las algas. Más tarde la gente del Mediterráneo y del Mar Rojo descubrieron que cuando el sol evaporaba las algas, quedaban restos de sal. Ese fue el comienzo de la fabricación de la sal y el mismo método de evaporación solar que se usa hoy en día en la producción de muchas sales por todo el mundo.
Los legionarios romanos recibían parte de su paga en sal, su “salarium”. De ahí vino la palabra moderna “salario”. Hasta hoy en día una buena persona “vale su peso en sal” y nos tomamos los comentarios dramáticos “con una pizca de sal.”
Muchas de las aplicaciones de la sal, incluido el preservar pescado y carne con sal, han continuado casi sin cambios en el tiempo. Consagrada en muchas culturas del mundo y una parte vital de las economías globales, la sal es tan esencial para la vida como el aire que respiramos y el agua que bebemos.

INFO:
Tel: 678 253 510

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Vida Sana and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Los comentarios están cerrados.