(R)evolución crudo

La gente cuando se enfrenta a la idea de una dieta cruda tiende a conjurar imágenes de ensaladas interminables, licuados verdes turbios y comida fria e insípida. La verdad, como ya saben muchos lectores de Chispa, es muy diferente y una experiencia crudívora puede ser rica en sabores interesantes, texturas tentadoras y deliciosa variedad. Vimos a la experta crudívora Michelle Julian para saber más.

El gusto y la textura son vitales para convencer a alguien de que una forma equis de comer vale la pena, y el movimiento crudo ha dado grandes pasos para tratar este tema. Según crece su popularidad y gana adeptos en el mundo entero, Andalucía es muy conocida por sus raíces crudas, con muchos crudos que escogen la zona por su clima benigno y una enorme gama de comida para elegir. “La llave es que sea tentador para cualquiera,” dice Michelle. “Lo que significa variedad y comida muy gustosa. Imagina un queso de macadamia o un filete de champiñones al pesto e incluso una pizza cruda y eso es sólo el principio, todavía no hemos hablado del chocolate crudo.”

Escoger volverse totalmente crudo puede ser un gran paso para mucha gente pero el proceso puede ser gradual y de hecho debería serlo, y Michelle que da cursos crudívoros en su casa en Nueva Andalucía enfatiza que es importante estar cómodo con tu elección. “Para quienes ya son crudos podemos mostrarles que están en el camino correcto y mejorar su menú diario, para quienes se lo están pensando podemos mostrarles los beneficios y para esos carnívoros que no se pueden imaginar vivir sin su estofado, podemos mostrarles cómo combinar los dos para crear una dieta más sana.

Desde el punto de vista nutritivo, una dieta cruda significa que absorber más encimas esenciales, así como más vitaminas y minerales, elementos que se pierden en el proceso del cocinado. El arroz, la pasta y otros hidratos de carbono tienen nutrientes que también se hallan en las verduras y a menudo es más la textura lo que ansiamos. Michelle demuestra cómo recrear el gusto y la textura mientras hacemos algo más nutritivo. Ex propietaria de un restaurante galardonado en su Australia natal, así como ser formadora cruda, Michelle tiene una comprensión excelente de cómo preparar comida. Da cursos que ofrecen la oportunidad de aprender a hacer platos crudos básicos para las comidas diarias así como técnicas para crear una comida tailandesa espectacular. Los talleres de desintoxicación pretenden mostrar cómo limpiarse sin sacrificar el gusto ni la calidad. Y luego está el chocolate…” “Es solo una parte de la experiencia cruda,” explica Michelle. “Pero a menudo es el gancho que hace que se interese la gente. Después de hacer su propio chocolate crudo ya no hay vuelta atrás.”

INFO:
Michelle Julian
Tel: 951 311 980 or 695 845 416
michellejulianyoungliving@gmail.com

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Vida Sana. Bookmark the permalink.

Los comentarios están cerrados.