Tu mente solo quiere sobrevivir a cualquier precio