La tierra es nuestra casa

El Colegio Platero ha decidido asumir su responsabilidad: “la naturaleza tiene heridas. Podemos hacer frente a la desertización que las anteriores generaciones de seres humanos no evitaron. No queremos mirar a otro lado viendo como nuestra casa se destruye”.

Quieren reforestar con bolas de arcilla con semillas, siguiendo métodos de permacultura de M. Fukuoka que se llama Nando Dango. Tienen autorización en terrenos quemados en parque natural de málaga. Necesita 700€ para materiales y un vuelo en globo aerostático para “sembrar” las bolas de semillas y dar a conocer su sueño, y busca donaciones desde 1€ a través su sitio de web: http://bosqueplatero.wordpress.com/about/

Utiliza el método Nendo Dango:
Nendo Dango es la técnica de encapsular semillas seleccionadas con bolas de arcilla, ideada por el agricultor y microbiólogo japonés Masanobu Fukuoka, la cual desarrolló tras observar el comportamiento de la naturaleza…

nando-kids

Nuestro planeta y hogar está contaminado, al borde del desequilibrio y falto de la piel vegetal verde necesaria para la vida, por lo que debemos actuar con decisión, audacia, rigor e inmediatez para revertir las amenazas que nos afectan.

Y he aquí que una simple bola de arcilla amasada con simientes permite crear las condiciones para el desarrollo de nueva masa arbórea. El nendo dango constituye una forma de plantar semillas activa, directa, sencilla, participativa, instructiva, recreativa y altamente eficaz.

Es una solución a la grave desertización que nos acecha, y que demuestra que podemos actuar con resultados inmediatos contra la falta de suelos fértiles y generar las condiciones necesarias para una nueva relación con el medio ambiente y una nueva economía.

El nendo dango es una técnica eficiente junto a otras, como pueden ser siembras enterrando las semillas, plantaciones, etc.

Es un método aplicable a casi todos los ecosistemas del mundo, y muy barato. Además, con este sistema las probabilidades de germinación de las semillas son muy elevadas.
Otra ventaja es que evitamos que las semillas sean comidas por los pájaros y los roedores.

La arcilla podrá ser complementada con otros materiales, como materia orgánica o repelentes naturales, tal y como detallaremos más adelante…
El nendo dango constituye una forma de plantar directa, sencilla, participativa, recreativa y altamente eficaz.

Existen diferentes tipos de encapsulado:
1. Recubrimiento Individual y Bombas de Vida (Semillas Grandes)
2. Tacos de Semillas (Semillas Medianas)
3. Bolitas Pasteleras (Semillas Pequeñas)

1. Realizamos la mezcla dentro de un cubo o palangana, utilizando arcilla marrón del lugar (siempre mejor) o comprado, alimento con fertilizante y opcional: materia orgánica seca, mezcla de semillas simbióticas y medicinales o aromáticas como repelentes. Para mantener equilibrado el número de semillas de cada especie tendremos en cuenta que las de mayor tamaño pesan más y ocupan más espacio. Cuidar que cada Nendo Dango no tenga más de 3 semillas, ya que cuando se tiran muchas pueden competir entre ellas para nacer.

2. Añadiremos agua, siempre poco a poco y a ojo, hasta que tome la consistencia que nos interese. Ejemplo: 20 partes de arcilla, 10 partes de compost y parte de semillas.

3. Una vez tenemos la masa homogénea, procedemos a fragmentarla en trozos. Existen diversidad de tamaños y formas.
Lo más clásico son las bolitas más o menos redondas, de 2-3 cm de diámetro. Para elaborarlas, se realizará un cilindro de unos 4 cm de diámetro con la masa, que se cortará en fragmentos con una espátula. Estos se redondearán con las dos manos, o con una mano sobre la mesa, hasta lograr una forma esférica y compacta.

4. Las bolas se guardarán separadas para su secado sobre la rejilla del horno, tamiz o colador plano. Otra forma que ha tenido gran difusión es la creación de discos. Así pues, se repite el procedimiento anterior, pero sin redondear, y asegurándonos de que no queda aire en el interior del amasado anterior. Para que nos queden discos uniformes, se puede usar una laminadora.

5. Para las Semillas Muy Pequeñas, hacer la mezcla antes descrita.

M fukuoka

Principios de trabajo

No arar: de esta forma se mantiene la estructura y composición del suelo con sus características óptimas de humedad y micronutrientes

No usar abonos ni fertilizantes: mediante la interacción de los diferentes elementos botánicos, animales y minerales del suelo, la fertilidad del terreno de cultivo se regenera como en cualquier ecosistema no domesticado.

No eliminar malas hierbas ni usar herbicidas: éstos destruyen los nutrientes y microorganismos del suelo, y sólo se justifican en monocultivos. Pero Fukuoka propone una interacción de plantas que enriquece y controla la biodiversidad de un suelo.

No usar pesticidas: también matan la riqueza natural del suelo. La presencia de insectos puede equilibrarse en un cultivo.

No podar: dejar a las plantas seguir su curso natural.

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Tierra Integral. Bookmark the permalink.

Los comentarios están cerrados.