Osteopatía para bebes

La Osteopatía es muy beneficiosa para los bebés. Durante el parto, el bebé pasa a través de la pelvis de la madre y su cabeza recibe mucha compresión. Después de haber nacido, se puede observar una fase natural de descompresión de los huesos de la cabeza del bebé tras la cual vuelve a recuperar su apariencia normal.

A veces, esta fase de descompresión puede ser incompleta sobre todo si el parto ha sido demasiado rápido, largo, o se han utilizado fórceps o ventosas. En estos casos, puede que esta compresión siga estando presente aunque la cabeza del bebé pueda parecer simétrica. Entonces, el bebé suele llorar, estar irritable, tener problemas para dormir, para amamantar o tener problemas de estreñimiento entre otros…

Entre los huesos de la cabeza del bebé, hay aperturas que permiten a los nervios craneales pasar para inervar a los órganos. Si la compresión sigue estando presente en la cabeza del bebé después del parto, estos nervios craneales pueden irritarse al pasar a través de los huesos, afectando la fisiología de los órganos y creando problemas.

Cada nervio craneal tiene una función diferente y cada uno de ellos es extremadamente importante. Por ejemplo, están implicados en el funcionamiento de los 5 sentidos, en el movimiento de los ojos, de la lengua, los músculos de la cara etc.. Sólo uno de ellos da la inervación a los pulmones, al corazón y casi a todo el sistema gastrointestinal. Vemos pues por qué una irritación de uno de ellos podrá generar complicaciones.

El Osteópata interviene entonces descomprimiendo los huesos de la cabeza del bebé con manipulaciones ligeras, suaves y precisas, relajando las tensiones e irritaciones nerviosas, ayudando a que los síntomas desaparezcan.

INFO:
Geoffrey Wattinne
Tel: 622 09 89 16
www.osteopatiadelsol.com

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Vida Sana and tagged . Bookmark the permalink.

Los comentarios están cerrados.