Fundamentos de la Psicoterapia Respiratoria

Todas las tradiciones del mundo han dado una gran importancia a la respiración, tanto a la forma correcta y natural de respirar como a la elaboración de técnicas para entrar en estados expandidos de conciencia. Por lo general, nuestra mecánica respiratoria, nuestra respiración no es lo satisfactoria que debiera ser y sin oxígeno y prana (energía sutil), el cuerpo no metaboliza óptimamente, disminuyendo el tono vital y generando enfermedades

La Psicoterapia Respiratoria es un sistema original del psicólogo, psicoterapeuta y naturópata Carlos Velasco Montes, elaborado durante 35 años.
Este sistema tiene una visión psicosomática de la enfermedad, investiga los factores psicológico-emocionales que dieron lugar a la psicosomatización de la mecánica respiratoria. Esta somatización produce restricciones del movimiento físico de la mecánica ventilatoria dando lugar a una respiración defectuosa, siendo un cultivo de posibles enfermedades

Es un método genuino que permite hacer un psicodiagnóstico rápido y profundo acerca de cómo respira la persona y aplicar el tratamiento apropiado para lograr una respiración completa, larga, amplia, armoniosa y placentera; logrando con ello una mayor salud física, psicológica y emocional.

La clave (subrayado y en negritas) más significativa o lo esencial de la Psicoterapia Respiratoria en la mecánica respiratoria:

El diafragma-émbolo es un músculo ancho, aplanado y de poco espesor, tiene forma de cúpula, es el músculo principal de la ventilación pulmonar. Separa la cavidad torácica (pulmones y corazón) de la cavidad abdominal (intestinos, estómago, hígado, etc). Los pulmones se ventilan gracias a estos dos espacios del cilindro-cubo. Estas son dos formas fundamentales de movilizar los pulmones, partiendo de esos dos espacios, habrá una gran variedad de formas de respirar.

El diafragma interviene en la inspiración ampliando el volumen de la cavidad torácica al inhalar y disminuyéndola durante la espiración. Hace un recorrido de ocho centímetros en su descenso y ascenso. En su descenso se descupula lo suficiente provocando un vacío de presión en los pulmones lo que hace que entre el aire en ellos. Los lóbulos inferiores de los pulmones se expandirán mucho más en su recorrido descendente, ya que están adyacentes al diafragma y siguen el descenso del mismo. La caja torácica es expandida por el diafragma y por media docena de músculos inspiradores. Durante la inspiración todo el tronco tiene un nivel tónico de expansión.

Consideramos al tronco como un cilindro estructurado en tres anillos -360º- nombrando a estos tres segmentos: lumbo-abdominal, diafragmático y costo-clavicular (inferior, medio y superior), Estos tres cinturones a la hora de respirar tienen que estar relajados con su nivel tónico muscular apropiado y ser lo suficientemente flexibles en el proceso de expansión y de contracción –inspiración y espiración. Desde el principio hasta el final de la inspiración, el diafragma desciende provocando la absorción del aire en los pulmones, de tal modo que se produce durante el descenso del diafragma desde el principio hasta el final de la inspiración, una onda descendente y expansiva, cuya punta de flecha apunta a la zona lumbo-sacra, percibiéndose la expansión de la zona lumbar. De éste modo conseguimos que el diafragma descienda al máximo y, especialmente por su segmento posterior –que es este faldón el que más capacidad tiene de descender o descupularse- consiguiendo que entre una mayor cantidad de aire a los pulmones por el efecto de “ventosa” del diafragma durante la inspiración. Este mecanismo de “descenso de punta de flecha a la zona lumbar” es el mecanismo más efectivo que he encontrado para que la mecánica respiratoria sea lo más efectiva y saludable posible. Este método lo llevo usando desde hace más de 35 años con resultados muy satisfactorios.

Gracias a esta movilidad correcta del diafragma en su recorrido de unos ocho centímetros en cupularse y descupularse, todo el tronco se mueve y toda la musculatura que hay por encima y por debajo del diafragma está liberada en un nivel tónico apropiado y saludable. El cuello, la cabeza, la pelvis y las piernas estarán en un nivel tónico apropiado, también. Las vísceras que hay por encima y por debajo del diafragma reciben un masaje en cada ciclo respiratorio favoreciendo el riego sanguíneo tanto de entrada del sistema arterial como de salida del sistema venoso.

La Psicoterapia Respiratoria trata de reducir y eliminar las armaduras que bloquean la respiración; estas corazas físicas, emocionales y energéticas, cuyo origen está en la coraza caracterológica, están compuestas de los conflictos psicoemocionales y de los bloqueos físicos y energéticos. La toma de consciencia del “cómo respiro” mediante una serie de técnicas apropiadas disuelve las armaduras respiratorias devolviendo a la persona la respiración natural, es decir la mecánica respiratoria correcta.
Tengamos en cuenta que la respiración es un proceso que se halla entre lo corporal y psicológico-emocional y, por lo tanto, puede unir o desunir estos elementos. Un conflicto o una situación emocional negativa (es decir, un pensamiento con carga emocional negativa) como por ejemplo, el miedo, contrae la musculatura respiratoria –especialmente la del plexo solar– formando una coraza muscular que restringe el libre flujo del aire. La Psicoterapia Respiratoria consiste en que la persona sea más consciente de estas armaduras y pueda disolverlas. En última instancia, un problema respiratorio viene causado por un conflicto psicoemocional o pensamiento tintado negativamente que alterando el cuerpo y, a su vez, la respiración. Por lo tanto, para eliminar un problema funcional de la respiración, habrá que considerar la causa primera, es decir, el conflicto psicoemocional.

La Psicoterapia Respiratoria contempla la vuelta a la respiración natural, profunda, libre y placentera, mediante una serie de técnicas que provienen de las aquellas psicoterapias que tienen en cuenta el cuerpo, la mente y las emociones, las cuales nos sirven para darnos cuenta de cómo respiramos y descubrir dónde están los bloqueos físicos, emocionales y energéticos, para desactivarlos y dar paso a una respiración más natural. Según la técnica que empleemos, exploraremos más los conflictos psicoemocionales, los funcionales o los físicos. De cualquier modo, el resultado siempre es una toma de consciencia del “cómo respiro” y del “soltar” las tensiones físicas y emocionales que impiden una respiración en libertad. El proceso de vuelta a la respiración natural es un instrumento excelente que nos permite hacer psicoterapia, es decir, liberar a la persona, en la medida que se pueda, de sus conflictos psicoemocionales, ya que la persona toma consciencia de los mismos. Considero a la persona como un libro ya en donde está registrada su historia psico-emocional personal. En esa catarsis psicoterapeuta liberará los tóxicos psicoemocionales que dieron lugar a tensiones físicas que restringieron el movimiento natural de la mecánica respiratoria. Gracias a este proceso de psicoterapia centrado en lo defectuoso de la mecánica ventilatoria, y gracias al empleo de ésta técnica de descenso del diafragma como punta de flecha hacia la zona lumbosacra, más otras técnicas de manipulación como el masaje, hiperventilación controlada, osteopatía visceral, lectura corporal, reeducación del gesto y la postura corporal, la persona recobra la liberación de su mecanismo respiratorio, lo que le facilitará la vida cotidiana desde una perspectiva más saludable en lo físico, psicológico, emocional, energético y espiritual.

La efectividad de la Psicoterapia Respiratoria es alta. Desde la primera hora de sesión la persona empieza a darse cuenta de cómo es su forma de respirar y el modo de mejorarla. Se le abre todo un universo de comprensión, del porqué de su problema respiratorio y de las enfermedades psicosomáticas que padece, aunque nunca pensara que estaban asociadas a una constricción física respiratoria

El cuerpo es como un libro que lleva escrito la historia biográfica de la persona.
En principio, el cuerpo no es culpable de los avatares del carácter de la persona, siendo el carácter el mayor responsable de las enfermedades físicas, es a él a quien hay que pedir cuentas.
La formación del carácter viene dada por la educación o aprendizaje en la temprana edad, y por el sistema económico, político, social, psicológico, familiar, etc)
Por lo general, la respiración en el ser humano se ha ido restringiendo por los rasgos negativos del carácter, dando lugar a un poliedro de enfermedades psicosomáticas.

Diagnóstico y tratamiento de la respiración desde la Psicoterapia Respiratoria

El diagnóstico de cómo respira la persona se hace mediante el protocolo de la Psicoterapia Respiratoria.
La persona, con la ayuda del instructor, se da cuenta de qué zonas de su cuerpo están más liberadas -siendo la respiración más correcta- o qué zonas están más restringidas –la respiración es más defectuosa. También se hace consciente de los conflictos psicoemocionales que subyacen en las diversas zonas del cuerpo que están somatizadas.

Diagnóstico
-Protocolo de actuación para la exploración de la mecánica respiratoria según la Psicoterapia Respiratoria
-Alteración del cuerpo físico y la respiración, la voz y el canto por los conflictos psicoemocionales (coraza caracterológica)
-Cartografía corporal de las emociones en la mecánica respiratoria.
-El factor transgeneracional o psicogenético
-Enseñanzas defectuosas de la respiración: “Primum non nocere”. Lo esencial es no hacer daño.
-Segmentos corporales y sistema de chakras.
-El tronco y sus tres anillos. Los cuadrantes.
-Lectura corporal centrada en la mecánica respiratoria.
-Patrones respiratorios
-Autodiagnóstico de la mecánica respiratoria
-Los malos hábitos. Defectos, vicios y problemas que alteran la mecánica ventilatoria
-Enfermedades psicosomáticas

En el tratamiento se emplean ejercicios y posturas propias de la Psicoterapia Respiratoria, psicoterapia centrada en la cartografía corporal respiratoria emocional, masaje descontracturante, reeducación corporal integral y proceso psicoterapéutico con catarsis liberadora.
El resultado es volver a la respiración natural amplia, libre y placentera y; por otro lado, al conocer la persona el conflicto psicoemocional ocasionó el problema de la mecánica ventilatoria, y habiendo reducido o eliminado la intensidad del conflicto psicoemocional, el cuerpo será más libre de la tiranía de ego y, por tanto, la respiración será más fácil

-Técnicas para el desbloqueo corporal, psicológico, emocional y energético como Biosgestalt, osteopatía visceral, masaje, terapia sacro craneal, yoga, pranayama reeducación postural holística, osteopatía sacro craneal etc. en los seis módulos
-Masaje y manipulaciones para desbloquear la musculatura implicada en la respiración
-Catarsis en Psicoterapia Respiratoria y descodificación de las alteraciones
-El hábito saludable de una correcta mecánica respiratoria desplaza al hábito incorrecto
-Los beneficios de una respiración correcta y natural
-Volver a la respiración natural desde la respiración voluntaria (snc) y la respiración involuntaria (snv)

Al principio del tratamiento tiene que predominar la respiración voluntaria consciente, pues la musculatura implicada en la respiración puede tener cierta restricción de movimiento por la coraza muscular y hay que conseguir liberar al cuerpo de estas tensiones innecesarias.
El cuerpo, como todo ser vivo, es moviente, por lo que todos sus sistemas bien articulados –circulatorio, respiratorio, óseo, etc. están en una continua onda pulsante. El cuerpo, cuando está libre de tensiones musculares, es como un globo o cámara de goma lleno de agua, un movimiento en cierta parte del mismo, tiene la capacidad de transmitir, libremente, ese impulso a toda región del cuerpo-neumático. El cuerpo puede tener contracturas musculares desde hace muchos años, por lo que no es fácil soltarlo y relajarlo tan fácilmente y que ese estado de tonicidad óptima permanezca en el tiempo. Por esto, el estiramiento corporal en la vida cotidiana da como resultado una mayor flexibilidad y funcionamiento del cuerpo. Pues bien, si esta idea la trasladamos a la mecánica de la ventilación pulmonar, a los músculos implicados en la respiración y, en especial al diafragma, pues bien, una de las cosas que podemos hacer es “gimnasia respiratoria” según expresa la Psicoterapia Respiratoria para devolver a este sistema su nivel tónico normal.

Por ejemplo, si los músculos pectoral mayor y menor están acortados y contracturados porque la persona eleva los hombros y los echa hacia delante formando un caparazón de tortuga, estos músculos tendrán reducida su capacidad para elevar y expandir la caja torácica en la inspiración, pero al estirarlos y devolverles su postura natural mediante reeducación postural, entonces, restablecemos su funcionamiento correcto y natural. Qué decir acerca del diafragma-pistón, que por lo general, está “congelado” por culpa, entre otras emociones, de la rabia reprimida, miedo e inhibición. El diafragma, por su cara anterior, inserta en la parte inferior del cuerpo del esternón -zona del plexo solar, chakra manipura, que es el centro del cuerpo humano, a esa altura está el diafragma, cuya parte más alta se conoce como centro frénico. Hay cierta correspondencia entre esquizo-frenia, división-mente, en donde la persona está escindida entre el principio de realidad y lo ilusorio. El diafragma separa la cavidad abdominal de la cavidad torácica: por abajo la tierra, las “vísceras emocionales” y por arriba el cielo, las “vísceras del sentimiento más sutil”: el corazón nos remite al amor y los pulmones al espíritu.

Durante el tratamiento, y según se va devolviendo al sistema respiratorio su pleno funcionamiento, emplearemos cada vez más la respiración involuntaria consciente , “dejar que ello respire” que la respiración “se haga” por sí misma libre de contracturas musculares, etc, siendo plena cuando el cuerpo ha sido liberado de las tensiones musculares y reducido la intensidad del ataque de los “dragones” rasgos negativos de la personalidad, que atenazan su mente. A esta respiración liberada es a la que hay que llegar.
En definitiva, el modelo de la Psicoterapia Respiratoria consiste en hacer un diagnóstico psicológico y físico partiendo del patrón respiratorio de cada persona y devolverle su capacidad natural de respirar y un carácter más noble, entre otros beneficio

Carlos Velasco Montes
Psicólogo, psicoterapeuta y naturópata
Tf: 627 865 058
psitranspersonal@wanadoo.es
http://www.psicoterapia-transpersonal.es/Formacion%20aranda.htm

Facebook Twitter Linkedin Digg Delicious Reddit Stumbleupon Tumblr Email

Este artículo está disponible en: Inglés

This entry was posted in Mente Abierta. Bookmark the permalink.

Los comentarios están cerrados.